29/10/12

Una mañana pa la esperanza

Me duele España dicía Miguel de Unamuno. A min xeneralmente España nunca nun me duele gota, pero esta espresión podría valir d'exemplu aproximáu sobre cúmo soi a sentime respeuto al tema que quiero tratar. No mieu casu falar sobre la posible supresión de las xuntas vecinales llionesas puede resultar mui cómodo, ye cumo falar y querer protestar enérxicamente por dalgo no que sabes que puedes facer ou contribuir más bien no xusto. Nací y crecí en Llión ciudá y nun poudi vivir en primer presona la importancia y necesidá d'estas entidaes tan fundamentales cumo niciu de la complexa identidá llionesa, pero al igual qu'Unamuno you tamién puedo dicir que me duele León, y onque esta lluita pueda nun afectame directamente por ser propia del mediu rural al que nun pertenezo, sí que quiero ser parte d'eilla pueis supón outra agresión al mieu pueblu, al mieu país, a Llión. 

Con un mayor afán d'información que de contribución asistí el pasáu sábadu a la mañana a las Jornadas sobre Juntas Vecinales entamadas pola asociación Faceira que publicitéi na anterior entrada d'esti blog. De las dúas conferencias que conformaban la xornada, una dende una perspectiva hestorica y la outra dende un puntu de vista llegal, saquéi las conclusiones que desplico darréu y que quixera compartir conos poucos ou muitos internautas que visitan esti blog, porque fundamentalmente las meyores ferramientas que tienen aqueillos que quieren desaniciar lo nueso son la desinformación y posible apatía de los afectaos por esta afrenta. 

Las xuntas vecinales, heredeiras de los conceyos ou sistema poblacional propiu llionés, son las entidaes encargadas de xestionar y alministrar nos nuesos pueblos el patrimoniu comunal, el de todos en xeneral y nadie en perticular, asina cumo las competencias derivadas del mesmu: tierras, allumáu, llimpieza, servicios funerarios, etc. Tanto en forma presidencial cumo de conceyu abiertu, suponen la voz más pura y directa del pueblu pa tomar decisiones sobre'l propiu pueblu, somos nosoutros falando y decidiendo sobre lo nueso y el sou rendimientu, n'onde los beneficios ou perxuicios nun afectan a una sola presona nin xurden de las decisiones d'una sola presona, todos falamos y decidimos sobre lo qu'afecta a todos y ye de todos, y la consecuencia será responsabilidá de todos. L'actual gobiernu, amparándose nesta crisis global que paez que xustifica cualesquiera ataque a los que más la sufren, determinóu la reforma de la Llei de Bases de Réxime Local na que se procederá a la supresión de toda entidá local menor que nun sía a adaptase a unos determinaos estándares de tresparencia y furrulamientu. Si bien ye cierto que los nuesos conceyos pecoron dica güei d'una determinada falta d'esa mentada tresparencia alministrativa y burocrática, propiciada seique por esa tovía güei inevitable separación del mundu rural y el progresu, tamién ye cierto qu'esi supuestu aforru con que se quier xustificar el sou desaniciu escuende en realidá l'afán d'asumir esi patrimoniu y competencias populares conos brazos abiertos y asina cuntar cun outru calce pa sufragar la deuda de las alministraciones que serían quienes garraran la sua xestión, ayuntamientos básicamente. En realidá la ensundia del procesu ye bien senciella, arrebatar una vuelta más los bienes al pueblu pa que pase a manos de la nuesa cotrosa clas política y con esos bienes pagar la deuda que la nefasta xestión de los propios políticos xeneróu. Más de lo mesmo, quien menos tien y quien menos culpa tien ye quien paga los errores de los d'arriba.

José Serrano, el primer ponente, pouxo cumo exemplu l'interés que tienen anguaño los países d'oriente no  mercáu de l'alfalfa. Si los ayuntamientos asumen las tierras de cultivu que güei pertenecen llegalmente al pueblu, nun dubiarán seique n'arrendalas a esas empresas de fuera pa qu'acambiu d'una determinada cantidá  sían ellos los que las esploten y non los moradores de los nuesos pueblos, convirtiéndo-yes en foriatos na sua propia tierra.  La empresa de fuera gana, l'alministración local paga deuda vendiendo los bienes comunales arrebataos a los ciudadanos, los ciudadanos pierden y puntu. Tan fácil d'entender cumo terrorífico.

La mesa redonda con representantes de dalgunas xuntas vecinales espeyóu en terminos xenerales l'abondosa desinformación y la confusión en muitos pueblos que nun toman parte en torgar esti procesu bien por galbana ou porque los políticos de la zona garantizan que serán ellos los que farán dalgo, gracioso, porque todos, unos y outros sacarán proveitu d'esta situación, unos polo desplicáo nas ringleiras anteriores, outros por tener una escusa pa facer oposición, pero nengún d'eillos por tener daveras interés n'iguar esto. Deben ser los propios ciudadanos de los nuesos pueblos los que tomen parte y sían a decatase de la gravedá del asuntu y del espoliu que supón. Ún de los representantes dixo que pa él las xuntas vecinales tamién exercen cumo respuesta popular al poder establecidu, cumo una de las escasas maneiras de facer directa y llegalmente frente dende los habitantes a las decisiones políticas que nun obedecen a los intereses de la población. Nun-ye falta rezón y nos tiempos que cuerren namás por aquello yá paga la pena movese escontra la sua desapaición, con ellas morrería un cachu más de democracia y güei yá queda mui mui pouca.

De trenta años p'acá, los ataques recibidos pol pueblu llionés xeneroron más farona que ganas de lluita, confio en que la xente que'l pasáu sábadu amosóu esas ganas de lluita pueda contaxar al restu la voluntá de polo menos facer dalgo tan simple cumo abrir los güeyos, falta fai.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...