26/11/12

La nueite que ganoron tódolos que perdieron

Nas nueites de resultaos electorales hai pouco que me preste más que ver las noticias, debates, etc. de los medios del réxime. Güei cenéi viendo El Gato al Agua d'Intereconomía, foi un exerciciu de vanidá. Encántame ascuitar las mentiras que sueltan cumo si nada y detectalas aína, pa min ye un xuegu que fai que me sienta llibre. El mensaxe repetidu durgante toda la emisión foi'l mesmu que'l de cuasimente tódolos medios estatales: La innecesaria convocatoria d'elecciones y l'apocalípticu fracasu de Mas acompañáu de cansinas frases feitas: que si Mas ye menos, que si la fola soberanista afogóu al president, bla, bla, bla.


¿Yeran daveras necesarias estas elecciones? You cuido que sí y voi intentar desplicar el porqué procurando deixar de llau la simpatía que tengo por Artur Mas, porque si bien nun me presta'l sou partidu y nun lu votaría... sí que me presta la sua imaxe cumo políticu, el sou xeitu, el sou comportamientu calmu y dialogante polo menos n'apariencia. Pa entendenos, que you soi de los que lu valoraría bien nesas encuestas acerca de lo que s'opina de los candidatos al marxe'l partidu al que representan.

En dalguna entrada anterior mentéi las dificultaes que tien el ciudadanu español mediu pa estremar ente nacionalismu ya independentismu, dous términos que xeneralmente van xuntos pero que nun son lo mesmo. CiU ye una coalición nacionalista pero que siempres refugóu l'independentismu dientro de los sous postulaos y programas políticos, de feitu nestas últimas elecciones la sua propaganda tovía falaba de la defensa del dreitu a decidir, de la importancia voz del pueblu, pero la palabra independencia naide nun yera quien a atopala por nengún llau. Sicasí, la situación esta vez yera bien diferente, dende l'once de Setiembre en qu'un venti por cientu de los catalanes salieron a la cai nuna única manifestación pidiendo la independencia pa Cataluña, CiU siguíu ensin falar abiertamente d'ella pero decidíu garrar el touru polos cuernos ya intentar sacar alantre una consulta popular acerca de si'l pueblu catalán quier ou non un estáu propiu pa sí mesmu, acompañandola d'un proyectu de país dientro d'Europa por parte de la propia coalición y con una clara voluntá d'avanzar p'hacia esi estáu. La cuestión entós yera, si CiU cuntaba yá con mayoría absoluta y había más fuerzas dientro del Parlament que sofitarían esi referendum, ¿cual sería l'aquel de convocar unas nuevas elecciones cuando tovía restan dous años pal cabu la llexislatura? Ye eiquí n'onde cobra importancia esa diferencia ente nacionalismu ya independentismu, ente'l votu coyuntural y el compromisu de dar un pasu p'hacia dalgo que nun tendría vuelta atrás. CiU en todu momentu defendíeu que pa que se diera esa consulta yera necesaria una ampla mayoría que la respaldara, en definitiva, Mas nun quería celebrar esi referendum ensin saber cual yera'l porcentaxe del electoráu que lu encontaría agora que sí apostaría pol futuru de Cataluña al marxe d'España, agora que sí apostaría pola independencia onque por unas cousas ou outras nun acabara de presta-ye l'usu d'esi términu. Mas básicamente quería saber cuantos de los sous votantes yeran independentistas amás de nacionalistas. Anguaño y polas políticas del PP fálase muito de la democracia participativa, de que si un partidu vai facer dalgo que nun está no sou programa electoral ou que lu contradiz debería consultar al pueblu, pueis bien, el President quixo saber cuantos de los sous votantes estarían a favor d'esa consulta pol estáu propiu que nun se planteaba dous años atrás cuando l'oxetivu yera'l pactu fiscal y non outras cousas. You si fuera votante de CiU sentiríame arguyosu del sentidu de la democracia amosáu nesta ocasión.

Güei, llunes de resaca electoral, la coalición nacionalista quedan con cincuenta escaños, doce menos qu'en 2010, y los medios falan de fracasu. Que si Cataluña refuga'l separatismu, que si los catalanes aman España, que si Mas debe dimitir. Supongo que ye una llectura muito más cómoda pa los qu'están a favor de la defensa del espíritu nacional qu'encalcar el feitu de que la suma de tódolos escaños de las formaciones políticas que nun apuestan pola independencia da un resultáu inferior al númaru d'escaños arrecadaos por CiU, y que tódolos partidos que sí apuestan abiertamente por ella anantoron notablemente la sua representación.

Nun hai cegueira más ridícula que la selectiva.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...