11/11/15

La pruma azul cobaltu


Despuéis de repasar las trenta y cinco fueyas del proxectu hasta en díaz oucasiones, Ismael llevantóu del asientu decididu a entregá-yelu al sou xerente. Tratábase del primer trabayu daveras importante que quedaba dafeitu nas suas manos desque pasara a fomar parte de la ñómina d'empreaos, y onque yera más qu'evidente que la cousa estaba bien feita, tamién yera inevitable sentir la punzada de la inseguridá no sou interiore, inseguridá qu'a lo llargo de los últimos seis meses venía emporcando la práctica totalidá de cousas que facía a consecuencia de d'una pincelada na sua biografía que ñunca nun podría esqueicere. De xuru que todos podríamos sacar una esbilla curiosa de cousas feitas no pasáu que cambiaríamos en mayor ou menor midida, pero sentise responsable del suicidiu d'una persona yíe dalgo qu'inevitablemente marca pa los restos. Güei, Ismael alcontrábase nuna posición acomodada: trabayaba de lo sou nuna entidá con futuru, tenía buen xornal y vivía na ciudá que siempres quixo vivire, pero malpenas un añu atrás la situación yera totalmente diferente: sentíase dobremente atrapáu por un puebru no que nun quería morar y por una rellación cona que nun yera quien a acabare, y amás, tres dous años no paru, las primeiras barbaridades principiaban a cogüelmar la sua mente.

Ismael ñaciéu en Valdaviéu, un pequeiñu llugar cerquina de Trueitas, na provincia de Llión; no senu d'una familia humilde que ganaba un escasu pan trabayando cada día la faceira. Na sua infancia vivíu en primer persona la escasez del mundu rural y tamién la figa que s'encarnaba cuando los mocicos de ciudá volvían en branu al puebru, mostrando una existencia mueito más afortunada y rica que la súa. Durgante años, Ismael ayudóu a la familia mentanto soñaba con fuxir d'esi escenariu verde de casas de teitu, imaxinándose en traxe y corbata na oficina d'un rascacielos, faciendo complicaos cálculos y gráficos que rematarían n'importantes proxectos que cambiarían el mundu. Los años pasaban aspacín y la única manera d'amatar l'ansia porque esos tiempos meyores chegaran yeran las tardes no rieu, escureceres de musgu nos pantalones y beisos xunto a Claudia, el lluceiru de Manzaneda, cariñosu remote que las paisanas más mayores de la cercana localidá puxeron a la rapaza prácticamente dende'l día en que ñaciéu pola sua fermosísima piel branca. Claudia yera una mocica de baixa estatura y complexón afinada, con un cuerpín bien pequeiñu no que resultaba difícil entender cúmo podía caber un corazón tan grande. Compensaba'l sou fracasu escolar con una impecable entrega nos llabores de casa y no sou trabayu de fin de sumana no bar de Trueitas, au tres soportar los cansones piropos de los pelgares de siempre durgante todu'l día, eichaba'l piechu pa correr a los brazos d'Ismael, al que profesaba igualmente una devoción cuasi relixosa. Claudia escuitaba con sufrencia los desesperaos afanes del mozu por esos sueños de futuru que nun s'acababan de cumprire. Afalagaba'l pelu del rapaz deitáu sobre'l sou cuellu mentanto él falaba de lo cansu qu'estaba por mor d'esa vida de ñecesidá, y cuando finalmente resopraba, pechaba los güeyos y ponía puntu y final a la sua matraca con un nun sei qué vai ser de ñosoutros, eilla besaba amodo los sous llabios y susurraba: mentanto sigamos xuntos, por min que venga'l fin del mundu. La vida de Claudia xiraba alredor d'Ismael y la hestoria d'amor que xunto a él creaba cada día y resumía no sou diariu redactáu con una pruma azul cobaltu, regalu de primer comunión cono sou ñome serigrafiáu no capuchón y del qu'Ismael siempre fizo chanza por considerar que se trataba d'una absoluta horterada, chanza que nun se volviéu a repitir dende'l día en que Claudia deixara la pruma sabe Dieus ónde pa nun la encontrar ñunca más, llevándose disgustu talu cumo pa qu'Ismael perdiera las ganas de volver a facer nengún comentariu acerca de la estilográfica.

Cuando los padres d'Ismael confirmoron a sou fiyu que nun aforraran abondo cumo pa que cursara estudios universitarios, alcontróu cumo alternativa la formación profesional nun centru d'Estorga. Foron dous años en que'l xoven compartíu pisu con outros tres estudiantes de Cabreira y nos que la camaradería y las altas espectativas confirmoron al rapaz que nun estaba feitu pal campu y que Valdaviéu nun yera'l llugar au debía eichar reíces. Volvía a casa un fin de sumana de cada dous, decatándose de cúmo los sous padres avieyaban y de que las suas ñuevas de felicidá estaban bien lluenxe de las que Claudia quería escuitar acerca de cúmo la eichaba de menos. La decepción fraguaba nos güeyos de la mocica cada vez qu'Ismael marchaba outra vuelta a la capital maragata ensin mostrar el menor de sentimientu de tristura por tener que facelo. Estaba craro que Claudia, el sou trabayu de camareira y las suas escasas posibilidades de prosperidá encaxaban cada vez pior nos ambiciosos planes de futuru d'Ismael.

Acabaos los estudios, el rapaz cayóu outra vuelta de brucias sobre la realidá, sufriendo la frustración d'un llargu añu no que nel ermu tarrenu llaboral nun brotaba ñenguna ufierta pa él. Cada vienres garraba la ferruñosa cirila de sou padre y escabildaba gasoil y cuartos tirando pa las localidades mas pobradas de la provincia. Deixaba'l curriculum acá, allá, acullá, a todu zurru y burru, pero nada. Chegóu un intre en que ya nun tenía craros los llugares au estuviera y los que nou, y la desesperanza chenóu de ñuevo'l sou espíritu. Foron días nos que l'esplendidu amor de Claudia s'entregóu plenamente cumo de costume, mentanto no fondeiru de la depresión d'Ismael, siguía fincada la idea de qu'ameritaba dalgo muito meyor tanto no profesional cumo no amoroso. La vista del rapaz estaba más perdida, más ausente que ñunca, pero Claudia siguía afalagando'l sou cabellu, enxugando las poucas llágrimas que xurdían de los güeyos del mozu y pechando una boca que numás falaba malas palabras con beisos sinceros. El tou momentu chegará, triunfarás, y quiero vivilo contigo. Pero Ismael sabía que si siguía xunto a Claudia yera únicamente porque nun estaba dispuestu a arrenunciar a lo único que poseía de valor a los güeyos de tódolos demás.

La sorpresa chegóu cuando ya ñaide aguardaba por eilla. Una curiosa consultoría de Llión púxose en contactu con Ismael un llunes, programando la entrevista a los dous días y finalmente contratando al rapaz. Lo chamadeiro yera que'l xoven xuraría que ñunca nun pisóu enantes esi llugar pa dexar la sua carta de presentación, pero aqueillo yera lo de menos. La noticia yera tan asperada que lu cogüelmóu de soberbia ensin dexar el más mínimu espaciu pa la piedá, y de la manera más cruel, Ismael presentóuse no bar au trabayaba Claudia la mesma tarde en que tuvo la certeza de que marcharía a vivir a Llión, poniendo puntu final a la rellación qu'entrambos los dous conservaban dende cuantayá cumo si aqueillo nun tuviera la más mínima importancia. Claudia quedóu tan embazada que malpenas pronuncióu palabra, de los sous llabios numás escapóu un tebiu ¿cúmo puedes faceme esto? El discursu de despidida d'Ismael esfilachando la sua hestoria xuntos, entisnáu de la más repunante repotencia, resgóu a lo buei la inocencia d'una ñiña que se convertía en muyer de repente, fundíendose na llamuerga d'una realidá qu'hasta aqueilla tarde nun llograra esbarrumbar el sou pequeiñu mundu de sueños, de fantasía, d'una vida entera xunto al home qu'amaba. Horas despuéis, Ismael recibía la chamada del padre de Claudia informándolu de lo mal que s'alcontraba la xoven y pidiéndo-ye que recapacitara, Ismael nun quixo saber gota del asuntu y nun volviéu coyer el teléfonu. A los dous meses Claudia ingresaba cadáver nel Hospital Universitariu de Llión por sobredosis de sedantes.

Los días posteriores foron una pesadilla pa Ismael, el xoven nun asistíu al funeral y xuróu que nun volvería pisar Cabreira. Sabía qu'en xeneral la xente estaba a culpalu pola muerte de Claudia, cousa que por outru llau entendía perfectamente porque no fondu él tamién se culpaba. Malpenas comía y los mesmos somníferos qu'acaboron cona xoven yeran los qu'ora-ye ayudaban a conciliar el sueñu. Facía lo posible por conservar la calma, polo menos ante los güeyos de los sous recientes compañeiros de trabayu, tentaba d'estar a l'altura y, mal que bien, llográbalo. Sabía qu'en realidá ñunca nun podría desaniciar esa traxedia del sou pensamientu, pero estando a quilómetros del epicentru yera más fácil. Asicasí, nun yeran poucos los días en qu'en metá de la sua xornada llaboral yera asaltáu polos recuerdos que conservaba xunto a Claudia, por un cientu de susurros, de beisos, de sonrisas qu'espeyaban l'amor más ñatural d'una muyer única, de planes qu'ora outros cumprirían; teniendo que fuxir aína al cuartu de bañu pa poder lliberar las llágrimas ensin chamar l'atención. Él sabía qu'una persona cumo Claudia nun merecía esi final y convivir con esa certeza nun yera dalgo senciello de soportare, pero tendría qu'avezase, que siguir alantre. Agora vivía na ciudá que quería vivir y trabayaba naqueillo que quería trabayare. Despuéis de tantos años protagonizando una vida que nun quería vivire, debía valorar esi regalu del destinu y garrase a él cumo cravu ardiendo.

Ismael llevantóu del asientu conas trenta y cinco fueyas de proxectu entre las manos y de caminu al despachu del xerente pasóu por delantre de Diana, la encargada de facturación y recursos humanos. Ésta dedicóu-ye l'amable y pacífica sonrisa de siempre, pero dalgo nesa instantánea paróu d'un güelpe los pías d'Ismael. Dalgo que fizo que tembrara y que lu treslladóu a escape a esa vida en Valdaviéu de la que durgante tantu tiempu quixo fuxire. Con una punzada d'incredulidá y sintiendo cumo'l sou cuerpu perdía equilibriu, fincóu la sua atención na pruma azul cobaltu con que la muyer facía escarabayos nun formulariu, idéntica a aqueilla con que Claudia escribía no sou diariu. Pero nun podía sere, yera imposible, habría cientos de miles de prumas cumo esa no mundu, asina que recobrando la compostura y autoconvenciéndose de que se trataba únicamente d'una casualidá, falóu con insegura retranca a Diana.

—Y yo que creía que ya nadie utilizaba esas horteradas... —Murmurióu Ismael.
—¿Esto? ¿Estás de coña? No es mío. Se lo habrá dejado el cartero o alguno de los que vienen a dejar el curriculum. Es más, si quieres te puedo decir hasta el nombre de la supuesta dueña, que creo que lo pone en el capuchón.

De repente, las manos d'Ismael perdieron toda la sua fuercia y, tembrando,  dexaban cayer al suelu las fueyas que garraban, mentanto'l xoven entendía con una sensación de dolore, vergüenza, autoodiu y impotencia cumo ñunca nun sintiera hasta esi intre, por qué'l día de la sua entrevista de trabayu nun tenía nengún recuerdu previu d'esa oficina. Definitivamente ñunca nun estuviera ehí. Nun foi él quien llevóu la sua carta de presentación a esi llugare. Nun foi él quien diou cona clave. Nun foi él quien diou'l primer pasu ñecesariu pa que güei tuviera todo aqueillo que siempre quixo tenere.

______________________________


Na mañana los Santos no campusantu de Manzaneda, Isabel  González Lobo alcontróu sobre la sepultura de sua fiya Claudia, finada un añu atrás, un sobre baixo un cantu. Abríulu y con sorpresa sacóu, xunto a un papel dobráu, la pruma estilográfica que regalara a Claudia no día de la sua primer comunión. Desdobróu'l papel, y lleóu las ringleiras escritas nuna impecable caligrafía:

Dístimelo todo, Claudia.
Dame tamién la oportunidá de facer lo mesmo por ti
cuando nos alcontremos outra vuelta, más templano que tarde.

______________________________

Relatu publicáu  el 31 d'outubre en elcabreires.com > El Seranu

26/10/15

II Cursu d'Iniciación al Llionés

La nuesa asociación, cumpriendo cono sou compromisu cona defensa y promoción de la llingua y cultura llionesas, y ante l'exitu del cursu lleváu a cabu'l pasáu añu, organiza’l sou segundu cursu d’iniciación al nuesu idioma en modu presencial que vai tener llugar na ciudá de Llión, concretamente nas aulas de la consultoría de formación Skala, asitiada na calle Jorge de Montemayor, 6.

El cursu tendrá una duración total de 48 horas llectivas que s’impartirán cada vienres ente las 17,00 y las 19,00 horas, dende’l 13 de noviembre del presente añu hasta’l 13 de mayu de 2016. Las crases contarán cumo base de trabayu cona publicación Xurdir, guía gramatical de leonés, editada pola nuesa asociación, y outros materiales didácticos que serán entregaos a cada alumnu dientro'l preciu de matrícula. Xunto al aspectu concretamente llingüísticu, el cursu abordará tamién aspectos de lliteratura, hestoria, cultura tradicional llionesa ou toponimia, estayas au la nuesa llingua siempre xugóu un papel fundamental.

Tódolos interesaos en matriculase pueden facelo en Skala Formación, calle Jorge de Montemayor, 6. El prazu de matrícula remata’l próximu 10 de noviembre y el preciu de la mesma ye de numás un pagu únicu de 40 €. Las prazas son llimitadas. Pa más información contactar na nuesa dirección de corréu asociacionfaceira@gmail.com


  • Llugar: Skala Formación, calle Jorge de Montemayor, 6.
  • Horas llectivas: 48.
  • Crases: Los vienres de 17,00 a 19,00 horas dende’l 13 de noviembre hasta’l 13 de mayu.
  • Preciu: 40 € (pagu únicu)
  • Prazu d’inscripción: Hasta’l próximu 10 de noviembre.

7/10/15

Una foto por San Bartuelu


Tres ḷḷier por tercer vez los versos, doblóu la fuecha ya dexóula dientro'l buzón, cumo yá fixera dafurtu hasta en cuatro ocasiones a lo ḷḷargo d'esi mesmu mes con outros poemas que tamién fixo sous. Esta vez sería la última. En realidá nun sabía mui bien por qué lo faía, seique por desafogase, por poder echar fuera de dalguna manera esa sensación que nunca nun sentíu antias ya qu'agora estaba a devoralu por dientro. Un fueu que lu consumía ya que fixo que supiera que l'amor tamién puede doler, pero non metafóricamente, sinon físicamente, xenerando nél ansiedá tala que si nun la cuspía diba faer qu'abarrenara dafeitu. Sería muito más prácticu encarar la situación, mirar a Aurora a los güechos ya dici-ḷḷy lo que sentía, onque eḷḷa dixera non, pero la sola idea de tener qu'arrenunciar a la pouca esperanza d'una vida xuntos amataba las suas arrancaderas, convirtiéndolas en cobarde inspiración pa, ou bien escribir mediocres versos, ou directamente roba-ḷḷylos a la tradición oral ou a auténticos poetas pa dexalos arróu no buzón de la xoven que, en menos de dous días, cochía un coche de ḷḷinia que la ḷḷevaría mui ḷḷuenxe del vaḷḷe.

Cada nueite, deitáu sobre'l ḷḷau esquierdu del sou cuerpu, imaxinaba a Aurora frente a él, cara a cara, ya reproducía la conversación posterior a una apasionada ya adolescente primer vez que nunca nun esistíu, susurrando las suas propias palabras ya fantasiando las d'eḷḷa, chegando a sentir hasta l'aliendu que las perfumaba. Finalmente caía outra vuelta na desesperación, pechaba a lo buei los puños ya dexaba escapar las primeras ḷḷágrimas desortándose ya retorciéndose na cama, dando vueltas hasta que ḷḷograba conciliar el suenu. De día caminaba cona vista perdida, imaxinándose con eḷḷa de la mano, recreando na sua mente escapadas de fin de sumana, domingos de televisor ya manta, cristales de coche anubiertos de vafu, discusiones acerca del nome del primer fichu, beisos que nun perdían el sou aquel por más que pasaran los anos.

Mirando la única ya irreverente foto que tenía xunto a Aurora, sacada va tres anos na Fiesta de San Bartuelu, mui diferente a la qu'él quixera conservar, culpábase porque nin la inminente marcha de la xoven pudiera alimentar el sou valor pa sincerase con eḷḷa. Agora tocaba aceptar que la mucher qu'espertóu nél l'amargor del amor inconfesable partía hacia un destinu con paisaxes nuevos, metas nuevas ya xente nueva. Tocaba aceptar qu'él nun formaría parte, nin cumo actor secundariu, de las escenas qu'afilvanarían el futuru de la xoven. Numás sería l'anonimu que dexaba notas, el cobarde que nun foi quien a dar un pasu alantre, el fracasáu que nun supo apostar por sí mesmu, el cuitáu qu'agora dexaba escapar aqueḷḷo que nunca nun tuvo ya ensin lo que sabía que nun podría vivir. De dalguna manera todo acababa xusto ehí, morría una formosa hestoria antias siquiera de nacer, ya escomencipiaba la etenra siñardá por aqueḷḷo que nunca nun asocediera.

——————————

Sentada na butaca siguiente a la del conductor, Aurora dibuxaba una tienra sonrisa nos ḷḷabios. Yá yera outra más de tantas mocinas que viaxaban a Madrid aproveitando una oportunidá única ya dexando la sua comarca natal nos brazos de la despoblación. Balanciándose amodo cono tran-tran del bus qu'esguilaba entre las infinitas curvas de la tierra de Ḷḷuna, pensaba no que quedaba atrás: buenos amigos, buenas recordanzas. Todos fonon a despidila: Lucía, Marcos, Ignacio, Saúl, Laura... ya cúmo non, el moscón d'Ismael, que nunca nun la dexaba en paz ya al que nun ḷḷograba dexar claro qu'enxamás nun habría nada entre eḷḷos. La última tolada qu'Ismael protagonizóu foi dexa-ḷḷy poemas d'amor no buzón de casa, cumo si eḷḷa nun supiera de quién procedían. Cansa del asuntu, chegóu pensar en deḷḷas ocasiones na cruel posibilidá de dexalu n'evidencia delantre de todu'l grupu, pero no fondu sentía simpatía pol rapaz, cargante pero noble, ya prefiríu nun dar más importancia a esa cuestión, nun pagaba la pena, especialmente teniendo en cuenta lo pouco que quedaba pa marchar d'aiḷḷí. Aurora sabía de sobra lo fondamente namoráu qu'Ismael estaba d'eḷḷa, ya onque'l sentimientu nun yera recíprocu, siempre procuróu ser amable con él, tentando inutilmente d'amatar, con sutileza ya humanidá, las ermas esperanzas del mozu; ḷḷabor no que con tristura tenía qu'invertir más tiempu qu'en ḷḷograr chamar l'atención de Marcos, el rapaz no que daveras estaba interesada (eḷḷa ya tódalas demás), galán que tres unos güechos de color gris parecía esconder dalguna suerte de misteriu por resolver. Esi mocín yera cumo una meta inalcanzable, un suenu imposible de faer realidá, un afán al que nun se podía aspirar. Aurora dexaba agora escapar, viendo'l sou reflexu no ventanu, una siñardosa sonrisa remembrando tódalas veces que, con pouco xeitu ya menos maña, falaba con Marcos mentanto temblaba cumo una fuecha seca. Anguano, cuando la madurez garraba forma amodo no sou xacer, entendía lo tópicas que resultaban tódalas peripecias ya esparabanes xurdidos por esi primer amor platónicu que nunca nun vería la ḷḷuz, amor del que numás quedaría güelga na simpática foto xunto a Marcos que conservaba ya usaba cumo marcapáxinas no sou diariu, tirada nuna inolvidable mañana de San Bartuelu. En chegando a La Magdalena quedaba dormida escuitando un cantar con rumor de bossa nova que xurdía lentu del altavoz asitiáu sobre eḷḷa:

Otra vez en el 62 se volverán a encontrar 
ella y él medio dormidos camino de la facultad. 
Durante más de tres años comparten 
ese viaje cada mañana, 
el uno en el sueño del otro y nunca se dirán nada. 

18/9/15

¿Les vaques bramen en Llión?



Nel cursu de ḷḷionés que dende l'Asociación Faceira impartimos meses atrás en Ḷḷión ciudá ficimos un gran énfasis en dexar bien fincá nos alumnos la importancia de la uniá del nuestru idioma dende'l Cabu Peñes hasta Sendín, y masque la ḷḷinia principal de trabayyu foi la variante altocabreiresa, ufrir a los matriculaos la posibiliá de conocer las principales características de caúna de las realiaes dialectales qu'abondan nas provincias de Ḷḷión y Zamora tamién foi un oxetivu importante. Personalmente yyamóme mucho l'atención l'interés qu'en dalgunos de los asistentes suscitaba'l bloque central del asturḷḷionés na provincia de Ḷḷión y la so situación y características, cuestión qu'abordemos precisamente na postrer clas, usando como fueyya de ruta una tabla comparativa onde víamos las peculiariaes de los principales dialectos esistentes nas provincias ḷḷionesas, too eḷḷo en base a una parva d'isoglosas.

P'averanos a los escasos nicios d'esi bloque central na provincia de Ḷḷión, resultó imprescindible la publicación El asturiano-leonés central en la provincia de León, del ḷḷingüista ḷḷionés  Héctor García Gil, onde se fai un análisis curiosu a nivel xeográficu, poblacional y ḷḷingüísticu d'estas falas, dañás sobremanera pola propia despoblación de los ḷḷugares nos que tán presentes: comarcas de Gordón y Los Argüechos, ameritando una especial atención la fala de Foyyéu pola yyamaera presencia del soníu /kʸ/ representáu na escritura pola doble y griega.

La ya cuasi inesistente presencia d'estas varieaes fai que reciban poca o nenguna atención pela parte de los interesaos na ḷḷingua al sur del cordal, y la verdá ye que neḷḷas podemos alcontrar rasgos enforma interesantes que van mucho más aḷḷa de vaques y cases, especialmente porque nel asturḷḷionés central de Ḷḷión esa peculiaridá tan característica  nun ta presente y non por eḷḷo las sos falas dexan de pertenecer a dicho bloque.

Dalgunos de los rasgos más yyamaeros que se dan nel central de Ḷḷión y que Gil recopila na so publicación serían:
  • Formas plurales en -as (casas, vacas) y formas verbales en -as, -an (cantas, cantan). Vamos, que les vaques nun bramen en Ḷḷión.
  • Pérdida regular de la -d- intervocálica: texeor, ixá, cansá, patá, segaor.
  • Solución patrimonial pa la palatalización L- y -LL- na mal chamada che vaqueiraḷḷobuḷḷeichibaiḷḷe, gaḷḷina. Fonema que mucha xente asocia en Ḷḷión únicamente a Ḷḷuna, Babia y Ḷḷaciana.
  • Grupos PL-, CL- y FL- con tres soluciones posibles: yy en Foyyéu (yyover, yyorar, yyave); y na contorna de Valdelugueros (yover, yegar, yave); y pa cabu ch nel restu los casos (chover, chorar, chave).
Estas características y otras muchas, puen descubrise nesti prestosu trabayyu al que paga de sobra la pena echar un güeyyu. Con él conoceremos un poco meyyor la realiá d'unas falas tristemente mui cercanas al so total desaniciu na nuestra provincia y que conectan directamente col asturḷḷionés faláu al otru ḷḷau del cordal,  en ḷḷugares como Ayer o Ḷḷena.

9/9/15

A casa nuova


Na parte esterior da muria qu'acuta'l xardín da casa nuova hai un escañu nel qu'Horacio sienta cada tarde. El viellu chega con media sonrisa nos llabios, afaláu pol aliviu, por poder fuxir unos instantes del agadamientu que lu cogüelma y desborda'l restu'l día, y que parez arramase a cada pasu del sou desmañáu andar pol esterior da invisible y ferruñosa coraza que viste. A casa nuova nun-le gusta, as cousas nuovas nun-le gustan. Acomoda'l traseiru y  constata ante él una visión de piedra, prau y augua; con eilla apigaza unos minutos mentanto tenta de revivir na sua mente años mellores, años nos que'l sou firme brazu nun tembraba al coller l'eixadón pero a sua mirada pesaba un quintal y acababa nel suelu cuando se cruciaba conos güollos grises d'Alicia. A primer vez que se vionen pensóu qu'alcontrara una moura d'esas que'l ti Fundador xuróu mil veces ver n'Hermisende, ás oriellas del Tuela. Casonen tres años despuis de vivir una fermosa hestoria d'amor y nueites nas qu'Alicia esgapaba dafurtu de casa mentanto sous padres dormían. Cuando collíos da mano'l cura diou a bendición, Horacio quitóu de fincia'l pesu que llevaba dientro dende'l primer dia de novios, por nun acabar de crer qu'a muller más fermosa de toda Senabria podría querer pasar el restu dus sous días con él. Nese intre, cuando us sous llabios chiconen us d'Alicia ante Dious, visualizóu'l futuru, xurando que nun permitiría qu'us fillos que pretendía tener bien lluogu pasaran as necesidades qu'él si viviera na infancia.

Us fillos chegonen, Alicia marchóu. El cancru llevóula al cielu dous años enantes de lo de Riballagu. Horacio tuvo a oportunidá de casar outra vuolta cona sobrina mayor de Miguelicu, una moza curiosa y muei romana nos llabores da casa, pero xunto con Alicia fuxíu tamién el sou deseyu por cualquier muller y todo lo demás. Se non fora por sacar alantre a Jesús y a Nélida, us dous rapaces que tuvo con Alicia, nun sería raro qu'acabara colgando pol pescuozu  da viga prencipal da corte ou seique dalgo pior.

Costóu traballu pero us fillos d'Horacio prosperonen, el mayor marchóu pa Jaén y fízose guardia civil, a pequeiña casóu con un empreáu de banca, echando de siguida al mundu a us dous únicos nietos d'Horacio. Us cinco viven agora xuntos en Benavente y en chegando'l branu van dúas sumanas á casa nuova que'l maríu de Nélida construyóu en Ribadelago de Franco y qu'Horacio anoxa. Espierta bien ceo y nun son poucas as veces que debe volver al catre abroncáu polos punzantes susurros que recibe de sua filla, quien tamién sal a escape del sou cuartu en cuantas que lu siente -Vuelve a la cama, ¿qué haces despierto a estas horas? Vas a despertar a los críos-. Y asina, con sufrencia, Horacio pasa outra hora acubiláu na habitación conos güollos cumo pratos hasta qu'ascueita dalgo de rueidu y entiende que por fin puede salir cona sensación d'estorbar en todas partes. Estraña a sua casa, a de verdá, esa qu'agora, igual qu'él, aviella esbarrumbándose n'Unxilde, a un puñáu de quilómetros. Horacio respuonde cada día ás continuas reprimendas y humillaciones da interesosa y retorcida filla que crióu con tebios y cobardes xuramentos en voz baixa. Cuando la mira, puode ver a viva imaxe d'Alicia, pero lo que vei yíe pouco ḿas qu'una llograda mázcara. Él sabe qu'Alicia sentirá vergüenza allá onde esteya al constatar el fracasu d'Horacio cumo padre: el mayor cuasi nunca nun chama y a pequeiña yíe pior qu'a raposa.

A casa nuova nun-le gusta, as cousas nuovas nun-le gustan. Abre us güollos cona cabeza apoyada na muria y tien a sensación de qu'hasta as auguas del Tera que pasan amodo ante él nun son as de siempre, son outras, nuovas, artificiales, del outru día. El frieu arrecia y piensa en volver dientro. Sabe lo qu'ehí espera. Sabe que sobra, que yíe una carga. Fúndese, siente na boca'l sal das primeiras llágrimas, choura. Deixa cayer a cacha al suolu y aperta a cara escontra as palmas das manos ximiendo, resollando, afanáu en que naide nun se decate d'ello. Nun quier volver dientro, sabe qu'ese nun yíe'l sou llugar, que nun yíe bien recibíu, qu'aqueilla que cuida d'él y yíe frueitu da sua pasión con Alicia nel fondu cuenta cada segundu dica'l momentu en qu'Horaciu seya devoráu pol mal postreiru. Nun quier entrar, quier salir d'ese mal suoñu, quier finar, quier dexar de vivir con miedu, dexar de sentir que cada cousa que fará vai tener cumo consecuencia una voz y una mirada de despreciu.

Vuelve en si y seca apriesa as llágrimas escontra a manga da zamarrica sobresaltáu pol tactu d'una mano nel sou ralo y cardoso pelo. Llevanta a cabeza y ehí está: Susi, a nieta pequeiña, a filla de Nélida. Horacio adora a esa llagartixa de seis años y eilla siente'l mesmu amor por él, masque nun son poucas as veces que tamién recibe una coz de sua madre por culpa'l viellu. Horacio tien a sensación de qu'a sua única función na tierra yíe a d'exercer de diccionariu errante de palabras prohibidas. Cada vez que Susana ou sou hermanu repiten dalgún dus esfilachaos vocablos qu'Horacio usa y que muorren amodo na llengua dus paisanos da contorna, Nélida llembra a sous fillos aína que cumo falen asina tendrán que-les poner oureyas de burru.

¿Por qué chouras bulicu?
No hables así o te pondrán orejas de burro— Diz Horacio falando bien, con firmeza, volvendo a cara y facendo súas as palabras de Nélida.
Bulicu, tu hablas así y no te las han puesto.
Si, si que me las pusieron, pero yíe que las perdí.
¿Buscámoslas y xugamos xuntos a us burriquines?— El furacu dus incisivos ausentes nel dentame de Susana nun afeya a más fermosa, inocente, azarienta y lluminosa das sonrisas; idéntica á d'Alicia cada vez qu'esgapaba de casa en metá da nueite pa fundise nun llargu abrazu con Horacio.

El viellu llevanta y ufre'l sou dedu índice á pequeiña.

Craro que si cascabel, vamos dientro a xugar a us burriquines.

21/8/15

Quien bien te quiere te hará sufrir


Qué noxu me da la frasecita de marras y cuántas veces tengo que-ye la sentir a mia madre. Entiendo'l fondu, el sou significáu, l'aquel que se quier dar al aforismu, pero la verdá ye que nunca nun lu compartí nin uséi. Nun soi you de los que cren que pueda facete sufrir quien te quiera daveras, lo que pasa ye que la sentencia en cuestión volviéu cuantagüei a la mia cabeza, despuéis de ller en prensa la tercer entrega d'una riestra d'articulines cansones y rancios que, escontra'l nuesu idioma, robra estos días un erudito d'esos de salón. Sí home sí, sabes de quién falo, ún d'esos enteraos de cóbadu en barra de bar y llecciones impartidas cona boca chena y los morros entafarraos que, sacando proveitu de la sua dudosa maña no eiru de la retórica más babayona, ganan l'aplausu, almiración y reconocimientu del simplayu que sabe aínda menos qu'ellos, sabicheiros que se dedican a vestir el poucu contenidu con mueita forma, envolviendo en papel de prata un bombón praliné de trangayadas que, de mano, puede tener una pinta de puta madre pero sabe a manteiga rancia cuando lu llevas a la boca.

El polemista al que me refiero, del qu'omitiréi'l nome pa nun-ye dar esa publicidá que tanto-ye presta y tan pouco amerita, autoproclámase dende cuantayá gran conocedor -de río a río- de la xeografía llionesa y de los detalles y matices que caracterizan la nuesa cultura rural. Entraría dientro d'esta corte de negacionistas que por vestir boina y chalecu ou abusar de los arcaismos del castellanu, ya consideran que saben más de los llugares qu'aquellos que los habitan, ou que, outramiente, protagonizan davezu'l recital de perlas tan escuitadas cumo esa de "pues yo me he pateado León de cabo a rabo y jamás en toda mi vida he oído hablar eso del leonés". Y precisamente a eso, al llionés, ye a lo que se debe'l rebesinu que garróu'l plumilla en cuestión y cono que lleva dándonos la murga hasta en tres ocasiones, atacando y tentando de ridiculizar la valiente, digna y consecuente decisión de las localidades de Cabreira Alta de retular en billingüe los sous carteles, cuestión que ya celebréi n'entradas anteriores.

Masque'l puñáu de mentiras e inexactitudes que naufragan pola tres publicaciones dan abondo pa dexar na más crara de las evidencias al autor ante cualquiera qu'estea un pouco al día del procesu de recuperación y dignificación del llionés ou de la sua realidá anguaño, hai dalgunas afirmaciones qu'amuelan y muito,  ya non por quien las escribe, sinon por quien las podría crer dexándose erróneamente seducir por tanta presunción barateira e interesosa.

Entre las absurdas ideas que podemos arrecadar sorrascando nos artículos, están el discursu en pasáu, dando a entender que'l cabreirés esistíu mas nun esiste ya en Cabreira; la negación de la sua condición d'idioma, asociándolu más bien a una xíriga dedicada a cuestiones d'agricultura y ganadería; la xustificación del desaniciu del cabreirés precisamente porque esos llabores rurales están a  perdese y non porque haya un proceso de sustitución de la llingua autóctona por una de prestixu; y finalmente la esistencia d'una malvada conspiración ultranacionalista del lleunesismu que s'escuende tres esta iniciativa.

Master-class de cabreirés en La Cuesta. Foto: elcabreires.com
La meyor respuesta a todas estas estupideces podría resumise na visita que realicéi a Cabreira'l pasáu sábadu, onde concretamente no llugar de La Cuesta, llevemos a cabu una actividá sobre el cabreirés na que participoron unas 15 personas. Entre los presentes houbo falantes qu'usan cada día la llingua, fiyos y nietos de falantes que, masque falan castellanu, escuitan el cabreirés davezu; y tamién fiyos y nietos d'emigrantes que, viviendo fuera, sentían una gran curiosidá pola fala local. L'asuntu estuvo basáu n'identificar xuntos los rasgos fundamentales de la evolución del cabreirés dende'l llatín,  analizar los sous elementos más característicos, y constatar los puntos que faen del asturllionés un idioma a los güeyos de toda la filoloxía y llingüística internacional. En nengún casu falemos de vacas, praos, madreñas, carros ou chourizu. De política tampouco. La llingua vehicular en todu momentu y cumo nun podía ser d'outra manera, foi'l llionés, y a lo llargo de las dúas horas de duración, non sólo nun vi nenguna cara estraña sinon qu'en mueitos casos contéi cona collaboración -tamién en cabreirés- de los propios falantes qu'asistieron, y que concretaban y axeitaban los exemplos vistos n'aspectos de léxicu ou gramatica a los usos más propios de La Cuesta. Foi una esperiencia mui satisfactoria na que tamién escuitéi relatos tristes acerca de cúmo dalgunos de los asistentes foron asoberbiaos y trataos cumo burros ou bufones polos sous mayestros si falaban na escuela igual qu'en casa, chamándome sobremanera l'atención el casu que me contoron d'una paisanica del puebru que siempre fai l'esfuerzu d'usar el castellanu porque toda la vida foi educada na idea de que falaba mal, pero que cambia radicalmente al cabreirés en momentos estremos d'allegría, tristura, estrés ou enfadu.

Y agora, tres esta vivencia maraviyosa y que prestóu pola vida, tengo que chegar a Llión y ller a los dous días nuna columna d'un periódicu que'l llionés nun ye una llingua, que ya nun se fala en Cabreira, qu'el sou usu estaba acutáu a oficios propios del mediu rural y que'l sou desaniciu está asociáu a la natural pérdida d'esos oficios por nun se realizar anguaño. Y esto ye dalgo que robra un erudito, una persona mui respetada, un intelectual, un experto, un gran conocedor y amante de los pueblos de la provincia, sus costumbres y sus habitantes, una persona que quiere a León y todo lo leonés.

Val, sí, creo que ya me me vai cuadrando eso de que quien bien te quiere te hará sufrir.

1/8/15

Dous meses usando Elementary OS

Escritoriu d'Elementary OS Freya
La mia hestoria cono software llibre ye daveras pa escribir un llibru. Dende va más de de díaz años llevaba queriendo dar el saltu a Linux pero por una cousas ou outras l'asuntu siempre quedaba pa prau. El tema yera de risa, cada vez qu'Ubuntu asoleyaba una versión nueva you corría a escape y con rixu a instalala no PC, pero siempre, siempre, siempre fallaba dalgo. Que si nun me reonocía tal ou cual dispositivu, que si you nun yera quien a escoyer los drivers correctos de la gráfica y la máquina diba cumo una burra, que si un día de repente l'entorno gráficu s'escachaba... todo mui decepcionante. Nun digo que nun fuera tamién cousa mía, desmañáu que ye ún, pero vamos, la cuestión de fincia yera que me sobraban ganas d'usar Linux y, sicasí, la mia esperiencia d'usuariu yera tan negativa que siempre acababa desaniciando'l camín andáu pa rematar en Windows outra vuelta.

No casu de las dúas últimas distribuciones Ubuntu qu'instaléi'l problema foi outru: simple y chanamente l'entornu gráficu (Unity) nun me prestaba gota, asina qu'aconseyáu por un compañeiru de trabayu prebéi con Kubuntu, que nun deixa de ser Ubuntu con escritoriu KDE, un entornu gráficu de gran guapura. Cumo ya aberruntaba, Kubuntu chegóu con un nuevu problema: el consumu de recursos. El mieu PC ya va pa los siete años y amás la sua gráfica ye bien modesta, cousa pola qu'esta distribución, inda que me tenía visualmente namoráu, tampouco nun tenía un funcionamientu fluídu y acabéi arrenunciando a ella.

Cuando desortáu y frustráu estaba a piques d'entrar outra vuelta nuna d'esas fases de seis ou siete meses nas que nun quiero saber nada acerca del mundu GNU, sentí falar d'Elementary OS. Tódolos comentarios qu'escuitéi yeran positivos: tratábase d'una distribución basada n'Ubuntu mui estable, trabayada, lliviana y con un escritoriu prestosu enforma, mui asemeyáu a MacOS. La filosofía d'Elementary básabase na fermosura y sencillez, asina que decidí da-ye una oportunidá y tres dous meses d'usu y prudencia ya puedo dicir abiertamente qu'acertéi dafeitu.

La instalación foi tan senciella cumo vien siendo n'Ubuntu dende va unos años y lo alcontrao tres ella gratamente sorprendente: un entornu gráficu guapísimu e intuitivu, un consumu de recursos reducidu, un arranque daveras veloz  e identicas posibilidades d'instalación de software que no sistema operativu de Canonical porque cumo ya dixera ringlerias atrás, esta distribución está basada plenamente n'Ubuntu. La esperiencia out of the box ye tamién enforma interesante, Elementary está en gran midida pensada pa ordenadores modestos y vien con una esbilla de software curiosina y que de mano podría sirvir pa poder facer muito y mui bueno, pero por suerte'l mieu PC tampouco nun ye antigüísimu y GIMP, Inkscape, Scribus, Atom o Libreoffice rinden a xeitu nél.

Lo más importante de todo, onque pueda resultar gracioso ye que funciona. Todo funciona, todo vai cumo tien que dir y nun hai que dar vueltas pa poder facer esta ou aquella xeira. Elementary ye fácil: instalar y trabayar.

Si'l tou ordenador nun ye gran cousa, tienes ganas de Linux y buscas un entornu guapu. Da-ye una oportunidá, paga la pena. You depuéis de muito buscar... alcontréi.

26/7/15

Los llugares de Cabreira Alta asoleyan los sous nomes en llionés


Entrada de Trueitas (Foto d'Iván Martínez Lobo)

Yera elcabreires.com quien daba la noticia na tarde d'ayeri pa que todos plasmáramos: L'Ayuntamientu de Trueitas incorpora los nombres tradicionales a los carteles que retulan la entrada y direcciones a los sous llugares col asesoramientu de l'Asociación El Teixu, que dende la sua nacencia dica güei está a facer un llabor impagable nel estudiu de la realidá del nuesu idioma y la nuesa toponimia.

Cartel d'indicación de desvíu a Truitiellas (Foto de L'Asociación Cultural de Truitiellas)

Desque la llingua fuera reconocida no artículu 5.2 del Estatutu d'Autonomía de Castiella y Llión feitu al respective del cual la Junta nun fizo nada nueve años depuéis estamos seique ante l'acontecimientu más importante no procesu de recuperación y dignificación del llionés gracias a la determinación de la corporación municipal de Trueitas, el trabayu de campu d'El Teixu y el rixu de los compañeiros cabreireses de Faceira.

Diseñu d'indicaciónes y carteles, publicáu por elcabreires.com

Trátase de dalgo hestóricu y que pa muitos, you'l primeiru, ye un motivu de fonda allegría, pero en realidá nun deixa de tener cierta gracia que tuviera que ser tan tarde, no añu 2015, cuando al chegar a Trueitas, Truitiellas, Valdaviéu, Vayellu, Villarinu ou Quintaniella, pudieramos por fin ller los verdadeiros nomes d'estos llugares, nomes qu'en realidá los sous habitantes siempre usoron y a los que felizmente decidieron nun arrenunciar.

Xunto a Cabreira Alta, hai muitas más zonas en Llión y Zamora nas que'l llionés sigue siendo una realidá viva y cotidiana, la entruga ye evidente: ¿tendrán las corporaciones municipales d'estos llugares la mesma determinación, cordura y valentía que la mostrada pol Ayuntamientu de Trueitas?

13/7/15

Un llazu que nun debemos tarazar



El pasáu sábadu asistí a la Fiesta de Cabreira en Ñogare, un día mui especial d'esos que quedan esturaos na memoria pa siempres. Nun voi entrar en demasiaos detalles precisamente porque todo salíu tan bien cumo asperabamos, un éxitu dafeitu xurdidu d'esi espectacular programa que mentéi na entrada anterior. Cientos de personas cogüelmoron el prau que queda a un cientu metros de la entrada de Ñogare pa celebrar una xornada de xolda na que los valores autóctonos de Cabreira foron los grandes protagonistas. Nun faltoron música, baille, campaneiros, buena xanta y un millón de palabras en cabreirés conas que Xepe Valle y Fran Allegre presentoron los sous nuevos llibros de los que falaréi con mayor detalle n'entradas posteriores; Fernando Álvarez-Balbuena esgranóu, con esi inmeyorable xeitu al que nos tien avezaos, el nome de cada llugar de la comarca énte un auditoriu que malpenas apistañaba sintiendo las suas palabras;  y Dori Barrio emocióu a todos conas suas remembranzas chenas d'ironía y señardá acerca del día a día na vida de la muyer cabreiresa. L'atapecer chegaba aspacín conas divertidísimas narraciones de Manolín Cuentacuentos acuriosadas pola música de Fran Allegre pa darréu dar pasu a la nueite y a esi pratu fuerte con dous conciertos folk de primer categoría: Tarna y Luar na Lubre.

Insisto, foi todo perfecto, imposible d'esqueicer, pero cumo nun podría ser d'outra manera... pa min foi esi millón de palabras en cabreirés lo que fizo del día dalgo daveras especial.


L'asturllionés, amás de detallar no cartel oficial de la fiesta'l contenidu qu'ésta diba tener, foi la llingua usada con total normalidá y naturalidá a lo llargo de la xornada na mayor parte de las actividades llevadas a cabu y entre los propios asistentes, porque esti idioma que muitos califican cumo muertu, ye dalgo cotidiano y natural qu'habita na esencia más fonda de los moradores de Cabreira, y ye a esta xente y a la de tódalas comarcas au'l llionés sigue siendo una realidá viva a la que ye fundamental saber chegar y cona qu'hemos conectar amodo y a xeitu. De pouco van sirvir tódolos cursos de llionés que podamos impartir en llugares onde la llingua tristemente ya nun goze de tanta vitalidá si nun apostamos por un modelu cono que'l falante patrimonial pueda identificase y l'alumnu pueda achegase a ésti con éxitu, fincando cumo eixe fundamental d'esi importantísimu llazu de xuntanza'l respetu a las variedades vivas del idioma y los dreitos de las personas que tovía son a usalu davezu n'Asturias, Llión, Bregancia ou Zamora.


Pa todo esto sirvíu y muito la xornada del pasáu sábadu: pa estreitar esos llazos entre aquellos qu'un día, por diferentes motivos, decidimos deprender esa llingua que nun nos foi dada dende la infancia y los que ya la usoron pa formular las suas primeiras palabras y que se resisten a perdela masque na escuela sintieran qu'aquello yera falar mal, ou falar raro ou un motivu de vergüenza. Gracias a actividades cumo la Fiesta de Cabreira, los neofalantes podemos deprender de los falantes y los falantes pueden ver en nosoutros que la fala na que foron educaos ye un tesouru pol que lo qu'hai que sentir ye amor y arguyu, y con él crear canciones, poesía, hestorias, obras de teatru... pero sobremanera comunicanos, falar y nun nos perder los unos a los outros.


Durgante todo un día pudi esfrutar cumo un nenu y sentime tan cabreirés como los nacidos allá, gracias de corazón a Xepe Valle y a Iván Martínez Lobo por facer tanto y tan bueno pola sua comarca. Cabreira tien muita suerte de tener cabreireses de tal categoría.

6/7/15

Fiesta de Cabreira, 11 de santamarina en Ñogare

Pouco qu'añedir a lo que muestra'l cartel. ¿Ye posible alcontrar un meyor plan pal buen amante de la nuesa cultura'l próximu fin de sumana?

Esfrutaremos d'un gran día nuna de las comarcas más fermosas del país.


11/6/15

La ḷḷuz ḷḷuniega qu'aḷḷuma la trabe



Polo que supuxenon pa eḷḷa, los amantes de la música tradicional del país nunca nun esqueiceremos a Tsuniegu, grupu de música folk xurdidu en Viḷḷablinu no anu 2004 ya qu'hasta'l pasáu branu musicalizóu mui bien de cantares del vaḷḷe de Ḷḷaciana ya la sua contorna, dándo-ḷḷys un aquel únicu por mor de la fusión d'instrumentos autóctonos de la comarca (gaita, curdión, pandeiru) con outros más clásicos (guitarra, vigulín) ou tamién de procedencia celta (bodhran, whistle). Cantares ḷḷacianiegos de siempre cumo los poḷḷos, los cuatro ḷḷobos, Manolo mío ou las impagables vaqueiradas tenían un tastu diferente en manos de Tsuniegu, ya a lo ḷḷargo de más de diez anos esfrutemos muito d'eḷḷos. Quiciabes la única pega foi que'l conxuntu desanicióu la sua actividá ensin tener grabáu nengún discu, dalgo que los que tenemos tanta siñardá de la sua musica tentamos d'aviar echando mano de Youtube cuando queremos sentilos.

Triste foi la pérdida d'un grupu tan curiosu ya qu'apostaba tanto pola nuesa tradición oral, pero por suerte días atrás recibíamos la feliz noticia de que yá nacíu una alternativa seria tres esta pérdida ya amás no propiu vaḷḷe: Trabe, formáu por Leticia López ya Héctor Álvarez (cuerda ya vientu respectivamente, entrambos los dous ex-componentes de Tsuniegu), Raquel Álvarez (percusión ya voz, componente del dúu Tsacianiegas que tantu reconocimientu ta arrecadando anguano), Noemí Rouco (tamién percusión ya voz) ya Nuria Cervantes (vigulín).

Esti conxuntu chega pa ser el necesariu relevu de Tsuniegu no procesu de reeḷḷaboración musical de los nuesos cantares tradicionales pero tamién pa innovar nesti eiru, cumo podemos comprobar cona compuesta apoucayá Jota de Samiguel de Ḷḷaciana (melodía d'Héctor Álvarez ya ḷḷetra de Tsacianiegas), la cuala foi interpretada entre outras piezas na presentación oficial del grupu na I Gala Musical Lacianiega ya que podéis ascuitar na grabación que queda a lo postreiro d'esta entrada.

Guitarra, buzuki, vigulín, whistle, gaita, bodhran, djembé, pandereta ya pandeiru forman l'abanicu instrumental d'esti grupu que promete semar muito ya mui bueno nos sucos del nuesu patrimoniu musical, you personalmente nun puedo asperar por velos en directu depuéis d'echar un güechu a los videos disponibles del sou primer conciertu.

Deseo-ḷḷys el mayor de los éxitos... ¡que sía norabuena paisanos!


7/6/15

El poder del instintu y los anónimos manifiestos



Lu que vus cuentu ía hestoria
nun nenguna leyenda (...)
(Emilce Núñez, Atsegrías ya Tristuras)

La empresaria d'éxitu norteamericana Barbara Corcoran dixo nuna ocasión que nunca nun t'atrevas a subestimar el poder del tou instintu, una interesante frase pa motivar a emprendedores que nun soi quien a sacar de la cabeza tres el café de dúas horas que toméi ayeri pola tarde con Saulo, buen amigu, primu carneiru, una persona d'esas conas que tengo una rellación que xustifica a la perfección el reflán cabreirés que reza: xuntóuse con atopóuse y anduviéronse buscando.

Saulo ye blogger d'escasa repercusión, igual qu'el qu'eiquí escribe, cuatro visitinas mal contadas y gracias. Tres sentar comigo na mesa'l fondu'l bar, contóu azaráu que llevaba ya una pila de días recibiendo nas suas publicaciones comentarios anónimos insultantes y homófobos, cousazas qu'en realidá nun tienen mayor aquel porque tódolos que trabayamos esti eiru estamos avezaos, en mayor ou menor midida, a tener que sufrir las papayadas de dalgún troll dacuando en vez, pero Saulo dicía que nesta ocasión yera diferente, y que si bien nun podía conocer a ciencia cierta la identidá del autor, había dalgo dientro d'él que lu empobinaba a siñalar al culpable cono dedu. Nas suas propias palabras estaba convencidu de que yera una persona tóxica mui concreta cona que tuvo rellación años atrás y de la que nun sabía gota dende cuantayá, un antiguu y cismeiru compañeiru de trabayu, el protagonista d'una vida valeira del afectu más fundamental na que'l despreciu de la xente yera una rutina diaria por mor del sou aspectu y carencia de maña a nivel social, una persona que compaxinaba la sua falta de carisma con un gran complexu d'inferioridá y qu'enxamás nun llogróu nada por si mesma, acoyéndose davezu a la influencia de los amigos ou la caridá de sua madre p'alcontrar una cubil au trabayar ou entamar una de tantas carreras que lluegu quedaban pa prau y nunca nun remataba por invertir más tiempu en caciplar na vida de los demás que n'acuriosar la súa, amás, inda que'l rapaz creía tener muitas aspiraciones na vida, finalmente'l destinu acutáu pa él nun foi más lluenxe de ganar el xornal faciendo fotocopias. Saulo chegóu a contame que la persona en cuestión, énte'l pánicu a morrer sola, fizo dalgo tan surrealista cumo pagar pola escravitú d'un inciertu amor cono que s'autoengañar.

Sintiendo tódalas cousas que cuspía, personalmente nun acababa d'entender por qué Saulo tuviera rellación con aquel pelgar, él, por embargu, xustificaba la película diciendo que yera una cuestión de llástima, de misericordia y humanidá hacia una persona infeliz, sola y desgraciada que se cambiaría por cualquier outra.

Por fuerte que fuera'l presentimientu de Saulo, todu l'asuntu nun pasaba de ser una simple y chana suposición, nun había nenguna prueba acerca de l'autoría de los anónimos que'l mieu amigu recibía hasta que la cousa pasóu a un segundu e interesante nivel, cuando escomenzóu a recibir e-mails de llistas de corréu a las qu'él nun se soscribiera, cousa ya muito más grave porque nesti casu estamos a falar un delitu por suprantación d'identidá. El mail más chamadeiru de todos yera'l d'una llista de temática LGTB que contenía un datu que nun tenían los outros: la IP dende la que se ficiera la soscripción. Saulo ya tenía un dato únicu y de pesu, el DNI virtual d'esa persona, pero craro, tampouco nun había manera de saber si esa IP yera daveras la del rapazón del que sospeitaba, asina que lo primeiro que fizo foi introducir la dirección nuna de tantas webs nas que puedes rastrexar la sua posición física con un marxe mayor ou menor d'error. El resultáu, sorprendentemente, allugaba la xeolocalización de la IP precisamente a un cientu metros del negociu que rexentaba la persona en cuestión, sicasí, aquello nun valía del todo y tampouco nun yera una prueba daveras definitiva. Pa saber si esa IP pertenecía al sospeitosu pol que Saulo estaba dispuestu a xugar la puchera tendría que, ou bien conectar a Internet dende esi llugar (cousa más bien imposible) ou recibir un e-mail de la persona dende esa dirección. Esi e-mail, dependiendo del sou nivel de cifráu, mostraría ou non la IP dende la que foi unviáu, y cumo por tentalo nun había nada que perder... ¡a la xeira! Saulo falóu con una buena amiga y pidíu-ye que contactara cono negociu pa solicitar un presupuestu ficticiu. L'amable y dilixente respuesta nun se retrasóu y tres acceder al códigu fonte del e-mail recibidu, concretamente a las suas cabeceiras, las nuevas tecnoloxías verificoron ya ensin nengún xéneru de duda lo que no fondu Saulo sabía por pura cuestión d'instintu dende'l primer anónimu: la identidá del sicóticu acosador. Al final nun deixa de tener gracia lo sonce y fácil d'esbarrumbar que ye esa supuesta muria del anonimatu virtual tres la que los cobardes creen escondese.

Conos güeyos y la boca bien abiertos, pueis la cousa yera pa plasmar, insistí a Saulo na gravedá del asuntu y na necesidá de que marchara apriesa a comisaría pa dar nuncia de tal situación y facer que'l culpable pagara por ello. Él, negaba amodo cona cabeza dibuxando una piadosa sonrisa na boca. Cuando-ye entruguéi que por qué nun diba facelo, baixóu la mirada y murmurióu: Por llástima, por misericordia y humanidá hacia una persona infeliz, sola y desgraciada que se cambiaría por cualquier outra.

6/6/15

Rematóu'l cursu de llionés de Faceira en Llión ciudá


Más de seis meses pasonen xa dende esi primer día que pa mina vai ser bien difícil d'esqueicer. Azarientu, ensin cuasimente dormir durgante a nueite anterior y perguntándome qué sería a alcontrar tres cruciar a puorta, empobinaba us mieus pasos a Skala formación pa impartir as dúas horas iniciales das cuarenta y ocho que duraría'l cursu de llionés que dende Faceira organizábamos pola primer vez en Llión ciudá.

Años atrás tamién tuvi a oportunidá d'afalar outros cursos pero esta ocasión yera enforma especial, un gran retu. Us oxetivos estaban craros: dar a tódolos interesaos a posibilidá d'achegase á nuosa llengua cona dignidá, seriedá y rigor qu'amerita, respetando a realidá oral del idioma y ufrindo un modelu curiosu que conectara directamente cono llionés on güei vivu en comarcas cumo Cabreira, L.laciana, Bierciu ou Senabria.

Muitos fonen us materiales conos que traballemos a lo llargo d'esti añu, principalmente a guía gramatical de llionés Xurdir xunto a ocho unidades didácticas con diálogos, vocabulariu, exercicios ou aspectos da cultura tradicional llionesa. Tampouco nun faltonen grabaciones y vídeos pero, con todo, lo más arriquecedor y esperanzador foi de fincia comprobar outra vuelta en primer persona cumo aínda queda xente seria y comprometida con un enorme interés por conocer, estudiar y defender a nuosa llengua, cuestión que quedóu bien crara énte a regular asistencia a crase  dus participantes y el gran nivel que demostronen á hora de facer us exercicios correspondientes a cada unidá.

Aspero qu'us alumnos deprendieran comigo tanto cumo you deprendí d'ellos. Personalmente nun podría quedar más feliz de lo que quedéi.

Agora touca dir pensando xa no cursu del próximu añu... ¡a la xeira!

26/5/15

La gran sorpresa electoral


Pa min nun foi PODEMOS, nin C's, nin Colau, nin Carmena. La gran sorpresa ensin nengún xéneru de duda foi'l feitu de qu'UPL llograra conservar el procurador que ya tenía en Valladolid y que tovía siga viva nel Ayuntamientu de Llión d'au nun queda fuera por un cientu votos. Y siendo francu y masque respeto la voluntá de la xente... debo dicir qu'esta sorpresa nun ye dalgo que m'allegre.

Si'l llionesismu políticu on güei tien dalguna posibilidá real de debrucar una situación cada vez más difícil pal nuesu puebru, nun creo que sía a traviés d'unas siglas que ya nun atraen a naide quitante los cuatro cansones que tovía pueden permitise vivir d'ellas a traviés d'una ufierta tebia, rancia y carente dafeitu tanto d'un proyectu seriu de país cumo d'una conocencia mínima de lo que ye esi país. Pa la mayor parte de la sociedá, UPL sigue siendo güei la única cara que tien el llionesismu, cuestión que non sólo nun supón una alternativa digna pa esos cuántos qu'anguaño nun tienen crara la sua posición política... sinon que decepciona, desilusiona y baixa la moral a los poucos que tovía confían na posibilidá de llevar a cabu un procesu de construcción nacional pal País Llionés. 

Cumo yera d'asperar, malpenas venticuatro horas tardóu Sendino tres el recuentu electoral n'echar la llingua a pacer y facer pública la sua disposición a qu'UPL sía quien dea a Juan Vicente Herrera la mayoría que precisa pa ser nomáu outra vuelta presidente de la Xunta de Castiella y Llión, todo a cambiu de tres conseyerías pa la provincia de Llión, ayudas pal aeropuertu, recuperar Torneros, sofitar el parque tecnolóxicu y entainar en sacar alantre'l tramu de l'autovía Llión-Valladolid que chegaría hasta Santas Martas.

Nun deixa de tener gracia que'l que pidía a los llioneses que votaran cono corazón a la única fuercia que defiende la nuesa tierra y que nun está supeditada a las decisiones de Valladolid y Madrid, tenga precisamente tan pouco corazón (y cabeza) cumo pa traicionar a los sous cada vez menos votantes pactando agora conos principales responsables tanto d'esas decisiones cumo de la nuesa situación actual, maniobra pouco rezonable que deixa en carnicas el verdadeiru afán d'UPL: formar parte de dalgún gobiernu, el que sía y cumo sía, enantes de qu'en cuatro años ya nun cheguen nin a esi 5% cono que milagrosamente salvoron los muebles nesta cita electoral. Precisamente los últimos quince días d'actividá no twitter d'UPL basóronse n'alternar unos tweets usando cumo principal argumentu pa pidir el votu l'ataque y la crítica a aquellos conos qu'agora se quier pactar, xunto con outros tweets nos que se publicaban fotos d'unas unas supuestas visitas diarias a mui bien de llugares del país, tamién de Zamora y Salamanca (que supuestamente UPL defiende cumo llionesas). Ye mui triste y vergonzosu que las condiciones que pide Sendino pa un pactu cono PP a nivel autonómicu nun menten pa nada a estas dúas provincias. Esa ye la meyor prueba del sou llionesismu y de que trenta años depuéis tovía sigue habiendo llioneses de primeira y de segunda.

Acabo ya, porque de la nada sorprendente omisión entre esas condiciones de desixir el cumprimientu del artículu 5.2 acerca de la defensa y promoción de la llingua llionesa... paso hasta de falar, no fondu todos sabemos que la nuesa llingua ye la menor remolición d'UPL xunto con Zamora y Salamanca.

11/5/15

Venti segundos no viaductu


Un cientu veces quedesti no retrovisor y sicasí, nunca nun quixi facer parada, nin caleyate, nin moyar los deos nas llágrimas que te cogüelman, na llenta escravina vestida pola rouca qu'ayeri resollaba ecos de sacrificiu, rutina, coraxe, inocencia.

Quiero cruzar a escape, ensin mirate, fuxir, pero los llazos d'una infancia arrapuzando'l verde qu'anguaño ye esmorecidu azul no qu'afogase nun deixan de tirar de min... y miro. Lluenxe, acolumbro la esguilosa güelga d'un crucero polos fiordos de la vergüenza, d'un domingu de risas y hule de cuadros, de güeyos bien abiertos, d'almiración, de flashes de turista; réditu de manufacturada naturaleza que nun llogra esterredar escuros murmurios d'un crime, nin engrasar rinchantes grayidos, nin amatar l'ecu xordu los güelpes, nin frenar eternos saltos al vacíu, nin malcumprir cicateiras promesas.

Ferida abierta que nun sanará, fermosa poma podre na que numás el simplayu finca'l diente, mal llembranza entafarrada con lladriyu, empedriáu y náutica hipocresía... outra vuelta quedesti no retrovisor.

Cuando salí de Riaño
llorando volví la cara,
adiós mi pueblo y mi valle
que se quedan bajo el agua...

7/5/15

10 años cumpre "El Llumbreiru"...

...y dalgunu más lleva Furmientu, l'asociación que lu asoleya trimestralmente trabayando pola visibilidá  y recuperación del llionés na provincia de Zamora.



L'interés por un idioma nuna situación tan difícil cumo la del llionés, xurde na mayor parte de los casos por un fondu amor pola tierra y la cultura propia, un amor que davezu puede vese tristemente emporcáu por dalguna suerte de xovinismu que lleva a entender la llingua cumo un calce pa outras cousas en llugar d'un fin en sí mesmu. Nun son precisamente poucas las muestras que podemos arrecadar d'aquello, mui especialmente nesti eiru d'Internet, au abonda l'usu d'un llionés faltu de rigor y chenu d'artificiales hiperdiferencialismos qu'escapan de la realidá oral y viva y que cumo muito sirven p'alimentar la pantasía na que mora aquel que los emprea, pantasía n'onde esi virtual modelu de llingua ye una reliquia única y diferente dafeitu a tódolos idiomas que s'alcuentran na contorna d'un superimperiu racial y galácticu. En fin, una ridícula mentalidá que lo único qu'espeya ye la galbana y la falta d'interés d'unos cuantos por conocer la realidá de la nuesa llingua y facer dalgo daveras curioso porque nun se pierda. Lo peligroso d'esto ye la cantidá de xente bienintencionada, con arrancaderas y ganas por deprender llionés que por desconocimientu puede chegar a entender a esta xentiquina cumo'l sou referente ou guía pa facelo.

Esta parolada prántola precisamente pa entender la filosofía de Furmientu y lo que tien feito a lo llargo de todos estos años, que ye todo lo contrario. Dende la sua nacencia dica güei y fuxendo de dobres intenciones, banderines y patrioterismos, realizoron un rigurosu llabor por conocer la realidá oral de las variedades del nuesu idioma na provincia de Zamora y torgar el sou desaniciu. Entre las muitas actividades que vienen llevando a cabu, n'onde El Llumbreiru ye outra de tantas, nun faltoron concursos de recoyida de vocabulariu y toponimia tradicional, xornadas divulgativas, charlas, esposiciones ou propuestas a ayuntamientos pal usu y recuperación de la toponimia tradicional. La sua revista, que cumpre agora diez años, ye la meyor muestra del sou llabor y nella puntualmente podemos conocer toda l'actualidá del procesu de recuperación y dignificación del llionés, asina cumo atopar mui bien de muestras, a través de traducciones, poemas ou rellatos, del llionés qu'inda güei pervive en Zamora ou interesantes artículos acerca d'él. Precisamente y por casu, nesti postrer númaru (el cuarenta concretamente) podemos ller un interesantísimu artículu acerca de las diferentes formas de conxugación del verbu ser en cuantas al llugar n'onde se dean, dalgo bien prestoso p'aquellos más interesaos na llingua que nas pancartas y las bandeiras.

Confío en que despuéis d'esti númaru cheguen polo menos outros cuarenta más, Furmientu fai falta y muito tanto en Zamora cumo en todu'l dominiu llingüísticu.

La mia norabona más sincera.

27/4/15

Alboradas en los zurrones del pastor, d'Abel Aparicio


Difícil, mui difícil falar del trabayu de dalguién cuando'l sentimientu d'almiración y agradecimientu ye tan grande pa con aquella persona.

Conocí a Abel Aparicio va unos cinco años, al pouco de qu'asoleyara'l sou primer llibru de poesía Tinteiru de Tierra, una esbilla de poemas en llionés y castellanu que me prestoron pola vida y lleí con gran rixu. Abel ye un home amante de lo pequeño y lo cercano, de lo nueso, lo que daveras importa, con un enorme anchor de miras y firme compromisu con aquello no que cree, cuestión que, sicasí, nun ye impide estar ausente de prexuicios y decididu a valorar las cousas en base a la sua propia esperiencia con ellas.

Nesti segundu llibru, Alboradas en los zurrones del pastor, la sua poesía está outra vuelta cogüelmada d’una enorme sensibilidá que garra la forma d’una mano achegándose al llector, pa recorrer xuntos un carreiru d’amor y señarda pola infancia, la tierra y la tradición; de rebeldía énte esos estógamos agradecidos qu’inda güei quieren tapecer baixo las cunetas el dolor y los nomes  del bandu vencidu ou fincar un sistema n’onde la mal chamada crisis ye’l meyor de los negocios; pero tamién d’esperanza pola esperiencia vivida apoucayá d'una paternidá que completa y da alas al poeta.

Fícime cono llibru’l pasáu sábadu y el domingu ya estaba lleídu. Agora pasa a ser ún d’esos tesouros de los qu’echar mano dacuando pa, tres ller una parva d’estrofas, llembrar que non todo está perdido.

Gracias Abel, pola tua poesía, pol tou compromisu cono país, por ser un referente, un exemplu a siguir y por más cousas… que tu ya sabes.

Hai güelos
que tallan poesías
con cada batalla ganada.

Llibros abiertos
y los años, persistentes,
pasando las súas páxinas.

Nun séamos tan fatos
de ller solo’l final.

10/3/15

Los clásicos nunca nun cambian: UPL y el llionés

Durgante siete años fui afiliáu a UPL. Si muitas foron las decepciones que sufrí cuasimente a diariu por militar nun partidu con un proyectu ermu, onde'l desconocimientu a tódolos niveles de lo que yera esi País Llionés que se pretendía defender rescamplaba cumo una mosca nel azucre y au había una mayor preocupación por demostrar la españolidá del partidu que'l sou llionesismu, especial atención amerita'l tratu que recibía la llingua llionesa y el sou usu no senu d'esta formación política.

Bien poucos yéramos los que facíamos usu del llionés davezu n'UPL, feitu pol que na propia sede del partidu y por parte de los propios afiliaos, recibíamos no meyor de los casos miradas que facían que nos sintieramos cumo auténticos marcianos, siendo muitas las ocasiones nas que por presentar no comité executivu una propuesta ou un proyectu usando'l llionés cumo llingua vehicular, las palabras más amables qu'escuitábamos yeran del xeitu a ¿Pero vosotros qué queréis, que se rían de nosotros?.

Quitante la escepción de la Conceyalía de Cultura Llionesa, gobernada por UPL entre los años 2007 y 2011, caracterizada por una política llingüistica na que nun faltóu muita polémica pola falta de rigor y la politización de la llingua, que se llevóu a cabu pola personalísima decisión del conceyal del momentu y cona total desaprobación del partidu, UPL enxamás nun llevóu a cabu nenguna iniciativa daveras seria nin fizo nengún xestu pol nuesu idioma. Nin la sua web, nin nenguna propaganda electoral ou documentu internu foi emitidu en llionés, la nuesa llingua yera vista básicamente cumo un inventu de cuatro abertzales que numás sirvía pa palmar votos.

Todu esti puñáu de cousas, sumando amás el feitu de que las políticas d''UPL siempre foron l'unicu referente d'esi supuestu llionesismu, sirvieron pa que finalmente me decatara que si ser llionesista yera siguir las regras d'esi partidu, you evidentemente nun lo yera, asina que finalmente marchéi a escape ensin mirar atrás.

La cousa de qu'UPL pase del llionés cumo you del tenis, en realidá nun ye tan grave mentanto tal comportamientu espeye la opinión mayoritaria de los sous afiliaos (que vamos, menudos llionesistas...), pero lo que ya ye inaceptable ye que protesten porque outros deixen de facer lo qu'ellos mesmos nun facen. Anueite, naufragando por twitter, y acerca d'esta noticia publicada por Leonoticias, atopo esto:


Francamente, abultóume tan indignante ller aquello que nun pudi callar, contestando al tweet en cuestión que l'interes de la Junta y el d'UPL pol idioma yera idénticu, y que nun me parecía afayadizu recriminar nada a la Junta cuando la propia UPL nun tenía nin la sua web en llionés, vamos, qu'están cumo pa pretender dar exemplu a naide. La respuesta que recibí, na que nun se me mentóu (nun sei si pa evitar que la llera) foi xusto la qu'asperaba recibir y que muestra a la perfección el conceptu que tien esti partidu políticu de lo que ye'l llionés y la maneira de proceder pa la sua defensa:


Primeiro protestamos polo que nun facen outros pero nós tampouco, arréu facémonos los socos cuando nos lo dicen y finalmente pidimos al que nos lo diz que lo faga por nosoutros, vamos, pa plasmar.

Si UPL nun tien nin la voluntá de facer dalgo tan básicu y fundamental cumo dar un mínimu de visibilidá al idioma publicando una versión de la sua web en llionés y amás xustificando aquello con un argumentu tan gañán cumo que nuestra web no sólo es para que la vean en el País Leonés, ya queda craru enforma'l sou conceptu folclorista y reduccionista del idioma, únicamente válidu pa falar de carros y madreñas y ensin salir de la provincia, pero qu'amás tengan las arrancadeiras de querer salir del pasu pidiéndome a min que dea un cursu na sede, cumo dando a entender que d'ello dependiera'l mieu compromisu cono llionés mentanto ellos siguen ensin facer gota, ya ye la monda, asina que, de mui mala data, informéi-yes d'unas cuantas cousas. 


La situación del llionés cumo realidá viva ye d'estrema gravedá, prácticamente terminal. La sua defensa y sobrevivencia ye responsabilidá de todos y nesta xeira tan difícil naide sobra, pero lo qu'está demás son los brindis al sol y posicionase de maneira tebia a favor del idioma nas redes sociales a dous meses de las elecciones, pa que tres el recuentu de votos (que vai ser la risión) la cousa quede outra vuelta pa prau.

Si UPL está daveras a favor del llionés, que trabaye por él con craridá y seriedá, con feitos y demostrando activamente'l sou compromisu. Los brindis meyor nas bodas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...