5/8/16

Llevántase dalgo de polvoreda...


En chegando a los nueve años desque s'anovara l'Estatutu d'Autonomía de Castiella y Llión ensin que se llevara a cabu por parte del gobiernu autonómicu nin una sola iniciativa pa dar cumprimientu ou desenvolver llegalmente l'artículu 5.2, referidu esti a la protección de la llengua llionesa, quiciabes la entruga más lóxica y evidente que podría xurdir y que seique se comentara no senu del comité d'espertos de la Unión Europea mentanto s'ellaboraba'l postrer informe sobre l'aplicación de la Carta Europea de la Llenguas Rexonales ou Minoritarias, sería: ¿por qué se fincóu esi puntu nel estatutu sin nun había voluntá de facer nada con él?

Las respuestas podrían ser varias, pero cuido que la más atinada diría pola sienda de que dende la dereita cuartelada siempre se pensóu que nunca nun esistiría dende nengún espectru políticu ou social una reivindicación seria, honesta, planificada, constante y con abonda respuesta mediática cumo pa treslladar esi artículu dende'l propiu papel hasta un debate públicu y abiertu, y que quiciabes una ringlera nel estatutu reconeciendo la esistencia de la llengua abondaría p'amatar las sonces voces que protestaban ante la sua agónica situación, especialmente al observar un panorama on güei mui xeneralizáu y que nun s'acaba de superar dafeitu onde l'usu del llionés tien un aquel más bien simbólicu, testimonial, llonxanu del compromisu y acutáu a espacios básicamente virtuales onde la defensa de los dereitos de la minoría llingüística llionesa ocupa un segundu planu ou directamente nin se tien en cuenta.

A lo llargo d'esti añu presenciemos un refileiru de noticias y feitos que pueden ser la simiente de que quiciabes dalgo está pasando, de que se llevanta dalgo de polvoreda: un nuevu informe del Conseyu d'Europa dexaba -outra vuelta- en pública evidencia la pasividá de la Junta al respective de las mididas necesarias pa torgar el desaniciu del llionés y que foron ratificadas por España na Carta Europea; Carles Mulet (Compromís) reivindicaba'l llionés cumo llingua nel senáu, Luis Mariano Santos (UPL) facía por primer vez usu del idioma en pública alocución no plenu de las cortes autonómicas y PODEMOS presentaba apoucayá una PNL que reclama la protección del llionés y la sua inclusión no sistema educativu. Outramiente, la conseyera de Cultura y Turismu de la Junta daba nuncia va unos meses de la supuesta intención de realizar actividades alredor de la llengua llionesa y saltaba la noticia de la inversión de 3000€ pa producción literaria, nun sei qué programa de televisión y cuestiones asemeyadas nesi sen. La cantidá cumo tal, nun supón muito más qu'un insultu, porque con eso nun da nin pa un primer pasu, y menos aínda na difícil xera de salvar un idioma nuna situación cuasimente terminal cumo ye la del llionés (eso ya por nun mentar l'agraviu comparativu si ponemos sobre la mesa los más de 500000€ que s'adican al gallegu nesta mesma comunidá) pero lo que sí asoleya esti feitu ye la imposibilidá de la Junta de mirar etenramente hacia outru llau y la necesidá d'amatar esti fuegu cumo sía, incluso con pasos tan vergonzantes cumo esa partida presupuestaria, síntoma al fin y al cabu de que cabalgamos, Sancho. A todo esto, xuntábase la resolución del Procurador del Común asoleyada va unos días que da la rezón a Faceira y qu'insta a la Junta a tomar mididas reales pa la protección del llionés, acordias a lo dictao y robrao na Carta Europea, tildando d'acciones residuales las ridículas xustificaciones facilitadas polas conseyerías de Cultura, Turismu y Educación pa tentar de mazcarar la incontestable evidencia de nun esiste nengún afán de dar los pasos daveras necesarios  pa cumprir cona llegalidá que dicta l'estatutu.

Todos estos nicios parecen indicar que'l debate quier abrise de fincia, que vai furando y faciendo camín a traviés de todos aquellos interesaos en tapecelu, y que nun ye posible poner puertas al mar, esguilar a trompa talega entre argumentos ou echar balones fuera polos siegros de los siegros. Dalgo enforma importante nesti sen ye tener bien presente que, si bien el cumprimientu de lo dictao nel estatutu ye una cuestión de voluntá política, nun estamos a falar de cuestiones ideolóxicas nin de ser más d'esquierdas ou de dereitas. Desviar esti importante debate a un ámbitu d'etiquetas políticas, onde mezclemos cuestiones y califiquemos, por casu, a tal ou cual partidu de mas ou menos llionés por posicionase abiertamente a favor del cumprimientu del artículu 5.2 pero nun dar pasos n'outros aspectos que pouco tengan que ver cona cuestión llingüística, sería por un llau un gran error y d'outra banda lo meyor que podría pasar a los enemigos del idioma, los que nun quieren mudar las cousas del fitu no que nos alcontramos anguaño. La implicación del mayor númaru posible de partidos políticos, asociaciones, colectivos, etc. ye fundamental nesta empresa, pueis el llionés ye patrimoniu de todos y llamentablemente un patrimoniu al que nun-ye queda muitu tiempu si las cousas nun cambian con urxencia. Hemos ser conscientes de qu'estamos reivindicando dalgo tan importante cumo que se respete y dea cumprimientu la llei vixente, superar esa situación tan surrealista na que l'estatutu d'autonomía s'autodesobedez a sí mesmu, satisfacer lo ya robrao y ratificao pol Estáu Español na Carta Europea de Llenguas Rexonales ou Minoritarias y llograr que'l llionés sía tratáu, polo menos, cona mesma atención que s'adica al gallegu.

Y acordias a esto... estamos nel intre en que debemos facer más ruidu que nunca. Veremos qué pasa nos próximos meses.

21/5/16

Acabóu la segunda edición del cursu de ḷḷionés de Faceira

Un instante de la postrer clas del II cursu de ḷḷionés de Faceira na ciudá de Ḷḷión
Foi la segunda edición, mas pagóu la pena tanto cumo la primera. Outra vuelta foi una ventena de personas la que quixo con honestidá, interés, rixu ya compromisu, achegase conocer esi tesouru chamáu ḷḷingua ḷḷionesa ya dar los primeiros pasos neḷḷa a traviés del segundu cursu organizáu pola nuesa asociación.

Esta vez foi especial por deḷḷos motivos: amás de trabachar al igual que l'anu pasáu cona guía gramatical Xurdir, videos, audios ou los testos de diversos escritores de prestixu cumo Xosepe Vega, Roberto González-Quevedo ou sua madre, Eva González; estrenábamos el nuesu manual prácticu Falar con Xeitu ya contábamos con interesantísimas coḷḷaboraciones que fixenon el cursu muito más prestosu, dándo-ḷḷy una dimensión a traviés de la cuala, los alumnos pudienon deprender mui bien de cuestiones que diban acuḷḷá d'aspectos puramente gramaticales.

Portada del manual prácticu d'iniciación al ḷḷionés Falar con Xeitu
Ya asina, nos sous respectivos días, pasanon pol aula diversos miembros de Faceira pa compartir con nós cuestiones de la nuesa historia, cultura ou ḷḷingua dientro de los sous eiros de conocimientu: l'historiador Ricardo Chao falóu del Reinu de Ḷḷión, Alex Díez fixo un respasu a la nuesa toponimia autóctona, Iván Martínez Lobo esplicaba la tradición de las mazcaradas d'enviernu en Cabreira ya Nicolás Bartolomé Pérez analizóu toda la evolución de la ḷḷiteratura en ḷḷionés dende los sous nicios dica güei.

Nicolás Bartolomé Pérez falando de ḷḷiteratura no segundu cursu de ḷḷionés de Faceira
Pouco más puedo faer que dar las gracias de corazón a todos eḷḷos pol sou compromisu ya implicación nesti prestosu ḷḷabor d'averar el ḷḷionés a todu aquel que quiera deprendelu, ya cumo non, gracias sobremanera a tódolos alumnos qu'asistienon ya que son de fincia los que fixenon posible la realización del cursu ya qu'estos seis meses, nos qu'outra vuelta deprendí tanto ou más qu'eḷḷos, fueran un auténticu placer ya una esperiencia fondamente arriquecedora.

Yá queda menos pa la tercer edición.

27/1/16

El Conseyu d'Europa insiste en que se debe actuar pola llingua llionesa


Veleiquí la nota de prensa robrada polas asociaciones Faceira, Furmientu y El Teixu tras asoleyase'l cuartu informe sobre l'aplicación n'España de la Carta Europea de las Llinguas Rexonales ou Minoritarias, tratáu ratificáu por España nel añu 2001 pa la protección de las llinguas minoritarias europeas.

El Consejo de Europa acaba de hacer público el cuarto informe sobre la aplicación en España de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, tratado internacional ratificado por España en 2001 para la protección de las lenguas minoritarias europeas. En dicho informe, además de reiterar expresamente que el leonés es una de las lenguas españolas protegidas por esta norma, critica duramente no solo la nula promoción del leonés por parte de las autoridades estatales y autonómicas, sino que lamenta que ni Castilla y León ni el Estado Español, garante último del cumplimiento del tratado, hayan proporcionado la preceptiva información que han de remitir cada tres años al Consejo de Europa para evaluar el grado de cumplimiento de la Carta, en este caso respecto del leonés. El Consejo de Europa ha reclamado a las autoridades españolas y autonómicas que se les remita información detallada y específica sobre la situación del leonés en Castilla y León y sobre las medidas adoptadas para la aplicación de la Carta Europea en esa comunidad autónoma.
El Consejo de Europa señala en el informe que acogió con satisfacción el reconocimiento expreso del leonés en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León en 2007, pero que ha sido informado de que a pesar de las reiteradas demandas de las asociaciones de defensa del leonés, de la resolución del Procurador del Común de Castilla y León reclamando el desarrollo legal del artículo 5.2 del Estatuto, y de la aprobación de una proposición no de ley por unanimidad en las Cortes de Castilla y León para impulsar la promoción del leonés, la Junta de Castilla y León no ha adoptado ninguna medida para la efectiva protección de este idioma.
El Consejo de Europa reclama medidas concretas y prácticas para facilitar y promover el uso del leonés en la vida pública, y que se garantice la enseñanza del leonés como parte de los planes de estudio que se siguen en Castilla y León.
El informe completo puede consultarse en el siguiente enlace:
http://www.coe.int/t/dg4/education/minlang/Report/E_Reports/SpainECRML4_en.pdf
En concreto, los párrafos referidos al leonés en dicho informe son los siguientes: 2, 15, 23, 41, 51, 52, 92, 93, 94, 95, 103, 104, 130, 144, 145, 164, 165, 170, 179, 181, así como la recomendación sexta del Consejo de Ministros del Consejo de Europa.
Suscriben esta nota las siguientes asociaciones en defensa de la lengua leonesa: Asociación Cultural Zamorana Furmientu, El Teixu. Rede pal Estudiu y Defensa de la Llingua Asturllionesa y Asociación Cultural Faceira.

11/11/15

La pruma azul cobaltu


Despuéis de repasar las trenta y cinco fueyas del proxectu hasta en díaz oucasiones, Ismael llevantóu del asientu decididu a entregá-yelu al sou xerente. Tratábase del primer trabayu daveras importante que quedaba dafeitu nas suas manos desque pasara a fomar parte de la ñómina d'empreaos, y onque yera más qu'evidente que la cousa estaba bien feita, tamién yera inevitable sentir la punzada de la inseguridá no sou interiore, inseguridá qu'a lo llargo de los últimos seis meses venía emporcando la práctica totalidá de cousas que facía a consecuencia de d'una pincelada na sua biografía que ñunca nun podría esqueicere. De xuru que todos podríamos sacar una esbilla curiosa de cousas feitas no pasáu que cambiaríamos en mayor ou menor midida, pero sentise responsable del suicidiu d'una persona yíe dalgo qu'inevitablemente marca pa los restos. Güei, Ismael alcontrábase nuna posición acomodada: trabayaba de lo sou nuna entidá con futuru, tenía buen xornal y vivía na ciudá que siempres quixo vivire, pero malpenas un añu atrás la situación yera totalmente diferente: sentíase dobremente atrapáu por un puebru no que nun quería morar y por una rellación cona que nun yera quien a acabare, y amás, tres dous años no paru, las primeiras barbaridades principiaban a cogüelmar la sua mente.

Ismael ñaciéu en Valdaviéu, un pequeiñu llugar cerquina de Trueitas, na provincia de Llión; no senu d'una familia humilde que ganaba un escasu pan trabayando cada día la faceira. Na sua infancia vivíu en primer persona la escasez del mundu rural y tamién la figa que s'encarnaba cuando los mocicos de ciudá volvían en branu al puebru, mostrando una existencia mueito más afortunada y rica que la súa. Durgante años, Ismael ayudóu a la familia mentanto soñaba con fuxir d'esi escenariu verde de casas de teitu, imaxinándose en traxe y corbata na oficina d'un rascacielos, faciendo complicaos cálculos y gráficos que rematarían n'importantes proxectos que cambiarían el mundu. Los años pasaban aspacín y la única manera d'amatar l'ansia porque esos tiempos meyores chegaran yeran las tardes no rieu, escureceres de musgu nos pantalones y beisos xunto a Claudia, el lluceiru de Manzaneda, cariñosu remote que las paisanas más mayores de la cercana localidá puxeron a la rapaza prácticamente dende'l día en que ñaciéu pola sua fermosísima piel branca. Claudia yera una mocica de baixa estatura y complexón afinada, con un cuerpín bien pequeiñu no que resultaba difícil entender cúmo podía caber un corazón tan grande. Compensaba'l sou fracasu escolar con una impecable entrega nos llabores de casa y no sou trabayu de fin de sumana no bar de Trueitas, au tres soportar los cansones piropos de los pelgares de siempre durgante todu'l día, eichaba'l piechu pa correr a los brazos d'Ismael, al que profesaba igualmente una devoción cuasi relixosa. Claudia escuitaba con sufrencia los desesperaos afanes del mozu por esos sueños de futuru que nun s'acababan de cumprire. Afalagaba'l pelu del rapaz deitáu sobre'l sou cuellu mentanto él falaba de lo cansu qu'estaba por mor d'esa vida de ñecesidá, y cuando finalmente resopraba, pechaba los güeyos y ponía puntu y final a la sua matraca con un nun sei qué vai ser de ñosoutros, eilla besaba amodo los sous llabios y susurraba: mentanto sigamos xuntos, por min que venga'l fin del mundu. La vida de Claudia xiraba alredor d'Ismael y la hestoria d'amor que xunto a él creaba cada día y resumía no sou diariu redactáu con una pruma azul cobaltu, regalu de primer comunión cono sou ñome serigrafiáu no capuchón y del qu'Ismael siempre fizo chanza por considerar que se trataba d'una absoluta horterada, chanza que nun se volviéu a repitir dende'l día en que Claudia deixara la pruma sabe Dieus ónde pa nun la encontrar ñunca más, llevándose disgustu talu cumo pa qu'Ismael perdiera las ganas de volver a facer nengún comentariu acerca de la estilográfica.

Cuando los padres d'Ismael confirmoron a sou fiyu que nun aforraran abondo cumo pa que cursara estudios universitarios, alcontróu cumo alternativa la formación profesional nun centru d'Estorga. Foron dous años en que'l xoven compartíu pisu con outros tres estudiantes de Cabreira y nos que la camaradería y las altas espectativas confirmoron al rapaz que nun estaba feitu pal campu y que Valdaviéu nun yera'l llugar au debía eichar reíces. Volvía a casa un fin de sumana de cada dous, decatándose de cúmo los sous padres avieyaban y de que las suas ñuevas de felicidá estaban bien lluenxe de las que Claudia quería escuitar acerca de cúmo la eichaba de menos. La decepción fraguaba nos güeyos de la mocica cada vez qu'Ismael marchaba outra vuelta a la capital maragata ensin mostrar el menor de sentimientu de tristura por tener que facelo. Estaba craro que Claudia, el sou trabayu de camareira y las suas escasas posibilidades de prosperidá encaxaban cada vez pior nos ambiciosos planes de futuru d'Ismael.

Acabaos los estudios, el rapaz cayóu outra vuelta de brucias sobre la realidá, sufriendo la frustración d'un llargu añu no que nel ermu tarrenu llaboral nun brotaba ñenguna ufierta pa él. Cada vienres garraba la ferruñosa cirila de sou padre y escabildaba gasoil y cuartos tirando pa las localidades mas pobradas de la provincia. Deixaba'l curriculum acá, allá, acullá, a todu zurru y burru, pero nada. Chegóu un intre en que ya nun tenía craros los llugares au estuviera y los que nou, y la desesperanza chenóu de ñuevo'l sou espíritu. Foron días nos que l'esplendidu amor de Claudia s'entregóu plenamente cumo de costume, mentanto no fondeiru de la depresión d'Ismael, siguía fincada la idea de qu'ameritaba dalgo muito meyor tanto no profesional cumo no amoroso. La vista del rapaz estaba más perdida, más ausente que ñunca, pero Claudia siguía afalagando'l sou cabellu, enxugando las poucas llágrimas que xurdían de los güeyos del mozu y pechando una boca que numás falaba malas palabras con beisos sinceros. El tou momentu chegará, triunfarás, y quiero vivilo contigo. Pero Ismael sabía que si siguía xunto a Claudia yera únicamente porque nun estaba dispuestu a arrenunciar a lo único que poseía de valor a los güeyos de tódolos demás.

La sorpresa chegóu cuando ya ñaide aguardaba por eilla. Una curiosa consultoría de Llión púxose en contactu con Ismael un llunes, programando la entrevista a los dous días y finalmente contratando al rapaz. Lo chamadeiro yera que'l xoven xuraría que ñunca nun pisóu enantes esi llugar pa dexar la sua carta de presentación, pero aqueillo yera lo de menos. La noticia yera tan asperada que lu cogüelmóu de soberbia ensin dexar el más mínimu espaciu pa la piedá, y de la manera más cruel, Ismael presentóuse no bar au trabayaba Claudia la mesma tarde en que tuvo la certeza de que marcharía a vivir a Llión, poniendo puntu final a la rellación qu'entrambos los dous conservaban dende cuantayá cumo si aqueillo nun tuviera la más mínima importancia. Claudia quedóu tan embazada que malpenas pronuncióu palabra, de los sous llabios numás escapóu un tebiu ¿cúmo puedes faceme esto? El discursu de despidida d'Ismael esfilachando la sua hestoria xuntos, entisnáu de la más repunante repotencia, resgóu a lo buei la inocencia d'una ñiña que se convertía en muyer de repente, fundíendose na llamuerga d'una realidá qu'hasta aqueilla tarde nun llograra esbarrumbar el sou pequeiñu mundu de sueños, de fantasía, d'una vida entera xunto al home qu'amaba. Horas despuéis, Ismael recibía la chamada del padre de Claudia informándolu de lo mal que s'alcontraba la xoven y pidiéndo-ye que recapacitara, Ismael nun quixo saber gota del asuntu y nun volviéu coyer el teléfonu. A los dous meses Claudia ingresaba cadáver nel Hospital Universitariu de Llión por sobredosis de sedantes.

Los días posteriores foron una pesadilla pa Ismael, el xoven nun asistíu al funeral y xuróu que nun volvería pisar Cabreira. Sabía qu'en xeneral la xente estaba a culpalu pola muerte de Claudia, cousa que por outru llau entendía perfectamente porque no fondu él tamién se culpaba. Malpenas comía y los mesmos somníferos qu'acaboron cona xoven yeran los qu'ora-ye ayudaban a conciliar el sueñu. Facía lo posible por conservar la calma, polo menos ante los güeyos de los sous recientes compañeiros de trabayu, tentaba d'estar a l'altura y, mal que bien, llográbalo. Sabía qu'en realidá ñunca nun podría desaniciar esa traxedia del sou pensamientu, pero estando a quilómetros del epicentru yera más fácil. Asicasí, nun yeran poucos los días en qu'en metá de la sua xornada llaboral yera asaltáu polos recuerdos que conservaba xunto a Claudia, por un cientu de susurros, de beisos, de sonrisas qu'espeyaban l'amor más ñatural d'una muyer única, de planes qu'ora outros cumprirían; teniendo que fuxir aína al cuartu de bañu pa poder lliberar las llágrimas ensin chamar l'atención. Él sabía qu'una persona cumo Claudia nun merecía esi final y convivir con esa certeza nun yera dalgo senciello de soportare, pero tendría qu'avezase, que siguir alantre. Agora vivía na ciudá que quería vivir y trabayaba naqueillo que quería trabayare. Despuéis de tantos años protagonizando una vida que nun quería vivire, debía valorar esi regalu del destinu y garrase a él cumo cravu ardiendo.

Ismael llevantóu del asientu conas trenta y cinco fueyas de proxectu entre las manos y de caminu al despachu del xerente pasóu por delantre de Diana, la encargada de facturación y recursos humanos. Ésta dedicóu-ye l'amable y pacífica sonrisa de siempre, pero dalgo nesa instantánea paróu d'un güelpe los pías d'Ismael. Dalgo que fizo que tembrara y que lu treslladóu a escape a esa vida en Valdaviéu de la que durgante tantu tiempu quixo fuxire. Con una punzada d'incredulidá y sintiendo cumo'l sou cuerpu perdía equilibriu, fincóu la sua atención na pruma azul cobaltu con que la muyer facía escarabayos nun formulariu, idéntica a aqueilla con que Claudia escribía no sou diariu. Pero nun podía sere, yera imposible, habría cientos de miles de prumas cumo esa no mundu, asina que recobrando la compostura y autoconvenciéndose de que se trataba únicamente d'una casualidá, falóu con insegura retranca a Diana.

—Y yo que creía que ya nadie utilizaba esas horteradas... —Murmurióu Ismael.
—¿Esto? ¿Estás de coña? No es mío. Se lo habrá dejado el cartero o alguno de los que vienen a dejar el curriculum. Es más, si quieres te puedo decir hasta el nombre de la supuesta dueña, que creo que lo pone en el capuchón.

De repente, las manos d'Ismael perdieron toda la sua fuercia y, tembrando,  dexaban cayer al suelu las fueyas que garraban, mentanto'l xoven entendía con una sensación de dolore, vergüenza, autoodiu y impotencia cumo ñunca nun sintiera hasta esi intre, por qué'l día de la sua entrevista de trabayu nun tenía nengún recuerdu previu d'esa oficina. Definitivamente ñunca nun estuviera ehí. Nun foi él quien llevóu la sua carta de presentación a esi llugare. Nun foi él quien diou cona clave. Nun foi él quien diou'l primer pasu ñecesariu pa que güei tuviera todo aqueillo que siempre quixo tenere.

______________________________


Na mañana los Santos no campusantu de Manzaneda, Isabel  González Lobo alcontróu sobre la sepultura de sua fiya Claudia, finada un añu atrás, un sobre baixo un cantu. Abríulu y con sorpresa sacóu, xunto a un papel dobráu, la pruma estilográfica que regalara a Claudia no día de la sua primer comunión. Desdobróu'l papel, y lleóu las ringleiras escritas nuna impecable caligrafía:

Dístimelo todo, Claudia.
Dame tamién la oportunidá de facer lo mesmo por ti
cuando nos alcontremos outra vuelta, más templano que tarde.

______________________________

Relatu publicáu  el 31 d'outubre en elcabreires.com > El Seranu

26/10/15

II Cursu d'Iniciación al Llionés

La nuesa asociación, cumpriendo cono sou compromisu cona defensa y promoción de la llingua y cultura llionesas, y ante l'exitu del cursu lleváu a cabu'l pasáu añu, organiza’l sou segundu cursu d’iniciación al nuesu idioma en modu presencial que vai tener llugar na ciudá de Llión, concretamente nas aulas de la consultoría de formación Skala, asitiada na calle Jorge de Montemayor, 6.

El cursu tendrá una duración total de 48 horas llectivas que s’impartirán cada vienres ente las 17,00 y las 19,00 horas, dende’l 13 de noviembre del presente añu hasta’l 13 de mayu de 2016. Las crases contarán cumo base de trabayu cona publicación Xurdir, guía gramatical de leonés, editada pola nuesa asociación, y outros materiales didácticos que serán entregaos a cada alumnu dientro'l preciu de matrícula. Xunto al aspectu concretamente llingüísticu, el cursu abordará tamién aspectos de lliteratura, hestoria, cultura tradicional llionesa ou toponimia, estayas au la nuesa llingua siempre xugóu un papel fundamental.

Tódolos interesaos en matriculase pueden facelo en Skala Formación, calle Jorge de Montemayor, 6. El prazu de matrícula remata’l próximu 10 de noviembre y el preciu de la mesma ye de numás un pagu únicu de 40 €. Las prazas son llimitadas. Pa más información contactar na nuesa dirección de corréu asociacionfaceira@gmail.com


  • Llugar: Skala Formación, calle Jorge de Montemayor, 6.
  • Horas llectivas: 48.
  • Crases: Los vienres de 17,00 a 19,00 horas dende’l 13 de noviembre hasta’l 13 de mayu.
  • Preciu: 40 € (pagu únicu)
  • Prazu d’inscripción: Hasta’l próximu 10 de noviembre.

7/10/15

Una foto por San Bartuelu


Tres ḷḷier por tercer vez los versos, doblóu la fuecha ya dexóula dientro'l buzón, cumo yá fixera dafurtu hasta en cuatro ocasiones a lo ḷḷargo d'esi mesmu mes con outros poemas que tamién fixo sous. Esta vez sería la última. En realidá nun sabía mui bien por qué lo faía, seique por desafogase, por poder echar fuera de dalguna manera esa sensación que nunca nun sentíu antias ya qu'agora estaba a devoralu por dientro. Un fueu que lu consumía ya que fixo que supiera que l'amor tamién puede doler, pero non metafóricamente, sinon físicamente, xenerando nél ansiedá tala que si nun la cuspía diba faer qu'abarrenara dafeitu. Sería muito más prácticu encarar la situación, mirar a Aurora a los güechos ya dici-ḷḷy lo que sentía, onque eḷḷa dixera non, pero la sola idea de tener qu'arrenunciar a la pouca esperanza d'una vida xuntos amataba las suas arrancaderas, convirtiéndolas en cobarde inspiración pa, ou bien escribir mediocres versos, ou directamente roba-ḷḷylos a la tradición oral ou a auténticos poetas pa dexalos arróu no buzón de la xoven que, en menos de dous días, cochía un coche de ḷḷinia que la ḷḷevaría mui ḷḷuenxe del vaḷḷe.

Cada nueite, deitáu sobre'l ḷḷau esquierdu del sou cuerpu, imaxinaba a Aurora frente a él, cara a cara, ya reproducía la conversación posterior a una apasionada ya adolescente primer vez que nunca nun esistíu, susurrando las suas propias palabras ya fantasiando las d'eḷḷa, chegando a sentir hasta l'aliendu que las perfumaba. Finalmente caía outra vuelta na desesperación, pechaba a lo buei los puños ya dexaba escapar las primeras ḷḷágrimas desortándose ya retorciéndose na cama, dando vueltas hasta que ḷḷograba conciliar el suenu. De día caminaba cona vista perdida, imaxinándose con eḷḷa de la mano, recreando na sua mente escapadas de fin de sumana, domingos de televisor ya manta, cristales de coche anubiertos de vafu, discusiones acerca del nome del primer fichu, beisos que nun perdían el sou aquel por más que pasaran los anos.

Mirando la única ya irreverente foto que tenía xunto a Aurora, sacada va tres anos na Fiesta de San Bartuelu, mui diferente a la qu'él quixera conservar, culpábase porque nin la inminente marcha de la xoven pudiera alimentar el sou valor pa sincerase con eḷḷa. Agora tocaba aceptar que la mucher qu'espertóu nél l'amargor del amor inconfesable partía hacia un destinu con paisaxes nuevos, metas nuevas ya xente nueva. Tocaba aceptar qu'él nun formaría parte, nin cumo actor secundariu, de las escenas qu'afilvanarían el futuru de la xoven. Numás sería l'anonimu que dexaba notas, el cobarde que nun foi quien a dar un pasu alantre, el fracasáu que nun supo apostar por sí mesmu, el cuitáu qu'agora dexaba escapar aqueḷḷo que nunca nun tuvo ya ensin lo que sabía que nun podría vivir. De dalguna manera todo acababa xusto ehí, morría una formosa hestoria antias siquiera de nacer, ya escomencipiaba la etenra siñardá por aqueḷḷo que nunca nun asocediera.

——————————

Sentada na butaca siguiente a la del conductor, Aurora dibuxaba una tienra sonrisa nos ḷḷabios. Yá yera outra más de tantas mocinas que viaxaban a Madrid aproveitando una oportunidá única ya dexando la sua comarca natal nos brazos de la despoblación. Balanciándose amodo cono tran-tran del bus qu'esguilaba entre las infinitas curvas de la tierra de Ḷḷuna, pensaba no que quedaba atrás: buenos amigos, buenas recordanzas. Todos fonon a despidila: Lucía, Marcos, Ignacio, Saúl, Laura... ya cúmo non, el moscón d'Ismael, que nunca nun la dexaba en paz ya al que nun ḷḷograba dexar claro qu'enxamás nun habría nada entre eḷḷos. La última tolada qu'Ismael protagonizóu foi dexa-ḷḷy poemas d'amor no buzón de casa, cumo si eḷḷa nun supiera de quién procedían. Cansa del asuntu, chegóu pensar en deḷḷas ocasiones na cruel posibilidá de dexalu n'evidencia delantre de todu'l grupu, pero no fondu sentía simpatía pol rapaz, cargante pero noble, ya prefiríu nun dar más importancia a esa cuestión, nun pagaba la pena, especialmente teniendo en cuenta lo pouco que quedaba pa marchar d'aiḷḷí. Aurora sabía de sobra lo fondamente namoráu qu'Ismael estaba d'eḷḷa, ya onque'l sentimientu nun yera recíprocu, siempre procuróu ser amable con él, tentando inutilmente d'amatar, con sutileza ya humanidá, las ermas esperanzas del mozu; ḷḷabor no que con tristura tenía qu'invertir más tiempu qu'en ḷḷograr chamar l'atención de Marcos, el rapaz no que daveras estaba interesada (eḷḷa ya tódalas demás), galán que tres unos güechos de color gris parecía esconder dalguna suerte de misteriu por resolver. Esi mocín yera cumo una meta inalcanzable, un suenu imposible de faer realidá, un afán al que nun se podía aspirar. Aurora dexaba agora escapar, viendo'l sou reflexu no ventanu, una siñardosa sonrisa remembrando tódalas veces que, con pouco xeitu ya menos maña, falaba con Marcos mentanto temblaba cumo una fuecha seca. Anguano, cuando la madurez garraba forma amodo no sou xacer, entendía lo tópicas que resultaban tódalas peripecias ya esparabanes xurdidos por esi primer amor platónicu que nunca nun vería la ḷḷuz, amor del que numás quedaría güelga na simpática foto xunto a Marcos que conservaba ya usaba cumo marcapáxinas no sou diariu, tirada nuna inolvidable mañana de San Bartuelu. En chegando a La Magdalena quedaba dormida escuitando un cantar con rumor de bossa nova que xurdía lentu del altavoz asitiáu sobre eḷḷa:

Otra vez en el 62 se volverán a encontrar 
ella y él medio dormidos camino de la facultad. 
Durante más de tres años comparten 
ese viaje cada mañana, 
el uno en el sueño del otro y nunca se dirán nada. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...